(C506) Cuando Stan Lee, Alan Moore, Stephen King y George R.R. Martin se unieron

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

El concepto de Dream Team es muy bien conocido por la comunidad geek. Ver constantemente súper equipos como Justice League o The Avengers es una prueba de ello. El ser testigo de cómo los más grandes talentos de alguna materia en particular unen fuerzas para un objetivo de interés común es algo invaluable, algo que se agradece y se atesora siempre.

En materia de comics, hay una historia en particular en donde un Dream Team trasciende al papel y toma forma en el mundo real como nunca se ha había visto hasta entonces y que no se ha repetido al día de hoy.

Los más brillantes creadores de comics, entre escritores, dibujantes, coloristas, entintadores, rotuladores y editores se unieron, sin importar de qué casa editorial venían, para trabajar en un proyecto de caridad tan ambicioso como pocos.

¿Quieres saber todo lo que hay detrás de esta historia? Sigue leyendo y descúbrelo.

Antes de comenzar a contar esta fantástica historia, debemos estar todos entendidos con el término literario “cadáver exquisito”, que es un juego de palabras en grupo y que se aplica ya sea en prosa o poesía, siendo más recurrente en esta última. Consiste en lo siguiente: los miembros del grupo eligen un tema en común a tratar en el juego. El primer jugador escribirá una línea o un párrafo de acuerdo con el tema seleccionado. El segundo jugador hará lo propio y el tercero en turno escribirá su línea o párrafo sin leer lo que el primero hizo, solo lo que su antecesor escribió y así sucesivamente. El resultado es bastante interesante y todos los que hemos tenido la oportunidad de participar en uno de estos juegos lo encontramos muy divertido.

Con el concepto anterior en mente fue que en 1985 Bernie Wrightson y Jim Starlin, con la ayuda del entonces editor en jefe de Marvel Comics, Jim Shooter y el editor Chris Claremont, concibieron Heroes of Hope: Starring the X-Men, proyecto que reuniría a los más importantes artistas de la escena, y las ganancias obtenidas por las ventas de los ejemplares serían destinadas para combatir la hambruna en África.

Cuando se comenzó a correr la voz de la idea que se estaba preparando, la respuesta fue abrumadora. Al final del día se reunieron 18 escritores, 21 dibujantes y 20 entintadores para dar vida a la historia, dejando fuera a muchos más interesados en ser parte del equipo, pero que no pudieron ser incluidos por falta de espacio. La alineación final se componía de la siguiente forma:

Por supuesto, no eligieron a los participantes al azar o por el simple hecho de ser leyendas del género, tomaron en cuenta los estilos, habilidades, visiones, la capacidad de desarrollar historias intricadas, etc. De ahí que todas esas personalidades militen en la historia, pues cubren sin problemas los requerimientos que se pedían para enfocar el trabajo como se tenía en mente.

El equipo se puso a trabajar (recuerden, bajo el concepto de “cadáver exquisito”, algo muy difícil de ver en el noveno arte) y la historia que resultó de tan genial experimento fue esta: de una manera inexplicable en su momento, la mansión en donde residen los X-Men es enviada al desierto por un ente llamado “Hambruna”, quien les provoca oscuras y retorcidas alucinaciones a los protagonistas, exponiendo sus miedos, deseos, pensamientos y sentimientos ocultos, con consecuencias que repercuten en su salud y estabilidad mental.

Como se podrán imaginar, la trama es densa y oscura. Los autores, haciendo lucir sus mejores atributos, no escatimaron en incorporar elementos narrativos, dramáticos y complejos al tramo de historia que les tocaba. Desde el preámbulo otorgado por Stan Lee, pasando por la autopsia al miedo que sufren los personajes de mano de Wrightson, Jeff Jones y desde luego, Stephen King; el trabajo en secuencia que fluye con naturalidad casi planeada de Alan Moore y Richard Corben sobre los sueños utópicos de Magneto; los problemas mentales de Logan tratados con justa genialidad por Harlan Ellison, Frank Miller y Bill Sienkiewicz y rematando con la maravillosa historia de la visión de Storm por el ya mencionado Claremont, Brian Bolland y P. Craig Russell, y aunque de primera impresión podría verse como un trabajo caótico e inconexo, el Dream Team que se formó para este proyecto estuvo a la altura del reto, entregando un trabajo de máxima calidad y digno de admirarse.

Luego de varios tropiezos con algunas “organizaciones benéficas” de dudosa moralidad, la American Friends Service Comitee fue la elegida para ser quien recibiría las ganancias de este soberbio comic, y por si aún no logras digerir lo que acabas de leer o no has dimensionado del todo lo que implica un trabajo de esta categoría, aclaramos que esto fue un rotundo éxito de ventas casi al instante de su lanzamiento al público el 1° de diciembre de 1985, y hoy día un ejemplar de aquel tiraje en buen estado, alcanza cifras cardiacas y ha obtenido el título de “obra de culto”, sorprendiendo que no sea un comic tan rememorado en tiempos recientes.

Años más tarde, uno de los pioneros del proyecto, Jim Shooter, escribió en su blog al respecto de la obra objeto de este artículo, explicando su concepción y desarrollo y puntualizando algunas anécdotas bastante variopintas, como aquella que habla de cómo tuvieron que quitar mucho contenido que Stephen King había escrito pues el señor les había entregado un guión de más de cinco mil palabras, o como tuvieron que cambiar de organización benéfica por roces con el dueño de una de ellas, quien se sintió ofendido por el diseño de personajes de origen Africano que se plasmaron en la historia, acusando a los involucrados de racistas y sexistas. Si quieres leer la entrada completa al blog, aquí te dejamos el link.

Anteriormente hemos hablado de cómo los héroes de los comics podrían solucionar algún problema del mundo real y aquí está otro gran ejemplo. A veces olvidamos que estos personajes nos están dando un gran ejemplo de vida: ¡Salva al mundo a tu manera! Y este insuperable Dream Team demostró que con una gran idea artística puedes ayudar a que alguien, en algún lugar del mundo, pueda comer un poco de pan por lo menos una noche.

¿Qué te pareció esta historia? ¿Has leído este gran comic? ¿Qué opinas de todo esto? No olvides compartir tus ideas con la comunidad de C506, y difundir este y todos los artículos con tus contactos. Cada día hay información nueva e interesante de la comunidad Geek.

C506 es todo un Dream Team y tú puedes seguir sus hazañas todos los días con solo dar click a los zeldas de nuestras redes:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

¡Conoce a C506! Lee este artículo que podría gustarte:

(C506) Cuando Superman salvó el día en el mundo real C506 | C506 Cuando uno hojea un comic de superhéroes no puede evitar echar a volar la imaginación. Imaginas que los personajes se mueven, imaginas las voces que tendrían

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.