(C506) Daredevil y la fantastica etapa de Ann Nocenti

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Saludos cordiales, te damos la bienvenida a esta tu casa y hoy te platicaremos sobre un run muy especial de Daredevil que fue el que siguio a la poderosa historia de “Born Again” y que no debes perderte.

En la década de los 80, los comics de superhéroes experimentaron un renacimiento creativo. Los creadores, que llegarían a convertirse en leyendas de la industria, tomaron la idea previamente sostenida de “el superhéroe” y deconstruyeron sus elementos fantásticos para revelar subtextos más oscuros debajo. Sin embargo, un nombre ha sido injustamente excluido de la lista de comics y creativos geniales de esta decada: te estamos hablado de un run de  casi 50 números ininterrumpidos escritos por Ann Nocenti publicado en el titulo de “DAREDEVIL“. Nocenti se acercó a la deconstrucción de superhéroes desde un ángulo mucho más maduro que muchos de sus colegas, elaborando una historia sobre ciclos de violencia, la impotencia de un superhéroe que actúa sin compasión y la forma en que las fallas y las deficiencias de los superhéroes perpetúan los ciclos de violencia. La exploración en profundidad de este tema da argumentos de por qué este run merece ser recordado en el canon de la gran literatura gráfica del mundo de los comics y debe de formar parte de tu coleccion. Su run fue Daredevil #236, 238–245, 247–257, 259-291, 500 (1986–1991, 2009)

En la serie, los guiones de Nocenti abordan los problemas de la justicia social de la época y confrontan al personaje principal con estos problemas en formas literales y metafóricas, lo que hace que Daredevil y su identidad civil de Matt Murdock enfrenten conflictos internos y a una serie de villanos que representan alegóricamente los aspectos del mundo que no pueden ser enfrentados físicamente como un villano cualquiera. Cada aspecto lo obliga a preguntarse si la justicia que lleva a cabo como destructor del crimen,realmente resuelve cualquiera de los problemas del mundo.

I. Sabretooth: la jungla urbana

Ann Nocenti comenzó a entretenernos cuando presentó sus rasgos caracteristicos para el titulo en DAREDEVIL # 238, con Sal Buscema y Steve Leialoha en el arte. Ester numero es parte de un gran arco de los X-Men conocido como “The Mutant Massacre” y gira en torno a una pandilla de adolescente que se topan con Sabretooth mientras duerme en las alcantarillas.

Antes de que Daredevil pueda enfrentarse a Sabretooth, realiza una típica tarea de rescatar a un hombre de un asaltante. Sin embargo, la víctima de este delito resulta con una respuesta bastante atípica. En lugar de gratitud, la víctima desprecia a Daredevil y denuncia su ayuda. Él le dice a Daredevil que su tienda fue destruida en la batalla con Nuke, ocurrida en el climatico “DAREDEVIL # 233” y que no quiere la ayuda de alguien como Daredevil. Él le dice al viejo Cuernitos: “¿No te das cuenta de que atraes más violencia de la que podrías detener?“.  En esta confrontación, Nocenti aborda de frente un problema que a veces “rompe” la lógica de los comics de superhéroes. Cada superhéroe debe enfrentarse a un villano igualmente poderoso en peleas destructivas que acaban con edificios y dejan vidas inocentes en una ruina literal y metafórica. Si el trabajo de Daredevil es proteger al inocente, entonces, ¿qué tan responsable es él por el daño colateral causado a su alrededor? Esta premisa es una pregunta radical para el superhéroe de la época y será la pregunta principal que Matt Murdock se hace en los próximos 50 números.

Primero, Nocenti aborda esta cuestión explorando las tendencias violentas del mundo natural. Sabretooth, un personaje basado en imágenes de animales, arremete contra los intrusos adolescentes, como se espera de un villano. Mientras observamos a Daredevil proteger a la pandilla, los paneles intersticiales muestran al lector la dinámica depredador / presa de un gato doméstico y un ratón. El gato pertenece a un niño llamado Butch que se convertirá en un personaje recurrente de apoyo en este run. El padre de Butch le explica que el gato está “representando viejos patrones de comportamiento … tiene hambre de cazar, pero nunca sabrá por qué” . ¿Son nuestras tendencias naturales para resolver problemas con violencia una excusa para nuestras acciones? Nocenti no parece pensar eso. Incluso cuando Daredevil se defiende de Sabretooth y libera a su cautivo, este dice que Sabretooth fue amable y gentil y nunca le puso la mano encima. La violencia puede ser algo natural dentro de nosotros, pero tenemos el poder de rechazarla si así lo decidimos. Esta es la paradoja, ya que Daredevil debe encontrar una manera de resolver esto dentro de su psique: ¿cómo puede un hombre usar la violencia para crear la paz? ¿Puede algún superhéroe realmente hacer justicia con sus puños? Mientras intenta encontrar la respuesta a esta pregunta, Daredevil enfrentará algunos desafíos extravagantes en esta versión estilizada de la ciudad de Nueva York, donde la violencia es casi obligatoria para sobrevivir. El barril de pólvora de Nueva York que era en1988, actúa como el crisol definitivo para que Daredevil ponga a prueba a este nuevo conflicto interno, personificado en las formas de los personajes Rotgut y Bullet.

II Rotgut y Bullet: Nueva York en el 88

El “DAREDEVIL” de Ann Nocenti es un titulo que solo podría haberse escrito en 1988. Con las tasas de homicidios alcanzando un récord, la Nueva York representada en esta versión de Daredevil está muy lejos del refugio turístico gentrificado que existe hoy en día. La llegada de John Romita Jr. al titulo trae un arte mas  dinámico y esquemático, ayudado por los colores de Max Scheele que rezuman la mugre y la arena de Nueva York durante esta década. La ciudad proporcionó la inspiración perfecta para el equipo creativo para poder hacer pasar a  Daredevil a través del infierno figurativo. Sin embargo, antes de que esos dos lleguen a proporcionar la síntesis visual perfecta para los guiones de Nocenti, Louis Williams crea las visiones pertubadoras de “DAREDEVIL # 239“, dando vida al personaje Rotgut.

Rotgut actúa como un contraste sensorial con Daredevil. Mientras que los sentidos intensificados de Matt Murdock lo ayudan a ver la belleza de los objetos que lo rodean, Rotgut solo ve la enfermedad y la suciedad de la vida en la ciudad. Actuando como un conducto para la paranoia que se percibe en la ciudad, Rotgut libra una guerra de un solo hombre contra la ciudad, ya  que cree que lo está matando lentamente a él y a todos a su alrededor con tuberías sucias, aire impuro y contaminación ambiental. Cada uno de los temores de Rotgut conlleva cierta legitimidad. La noticias están llenas de historias de horror sobre el mundo insalubre, a veces mortal, de la industria artificial, lo que hace de Rotgut la personificación de un problema ecológico que Daredevil no puede resolver golpeándolo con un con un baston para invidentes. A medida que las ciudades como Nueva York se desmoronan ecológicamente, pierden valor a los ojos de las corporaciones y el gobierno, lo que hace que caigan más profundamente en la pobreza y conducen a las personas al crimen. En este mundo, ¿cómo puede Daredevil ser un desreuctor del crimen si no puede detener las causas del mismo en primer lugar? En esta historia, Nocenti nos pinta el método violento de la lucha contra el crimen por parte de los superhéroes, que parezca  tan sensato como tratar de limpiar el océano.

Los temores de Rogut lo llevan a querer limpiar el mundo, convirtiéndose, en su propia mente, en un héroe. Él le dice a Daredevil “los dos somos iguales: héroes que luchan contra una enfermedad“.  Es un clásico cliche de villano, ya que es el discurso “no somos tan diferentes tú y yo“, pero cuando el villano que pronuncia el discurso tiene una enfermedad mental grave, te hace cuestionar la estabilidad y la sabiduría de la misión del héroe.

Daredevil gana al final, pero él, como Rotgut para sus víctimas, sigue imponiendo su sentido de la moral a otra persona. Él le dice a Rotgut que “la cura debe ser mejor que la enfermedad” (DAREDEVIL # 240), pero cuando la cura está ejerciendo más violencia sobre las personas que no tienen el control total de sus facultades mentales, es Daredevil y, por extensión, otros enmascarados vigilantes, realmente la mejor “cura”? Daredevil derrotó a Rotgut, como le dijo su juicio moral, pero aún no había resuelto ninguno de los problemas que crean los Rotgut del mundo.

El final de esta historia, es la primera muestra del otro motivo principal de Nocenti en su run: los efectos de las acciones violentas en los niños impresionables. Cuando Rotgut envenena el agua, Daredevil envía un grupo de niños para advertir a los residentes del edificio que no lo beban. Un niño se encuentra con un residente que inmediatamente arremete contra él por molestarlo. El niño permite que el residente tome agua y se niega a advertirle. Más tarde, la página final revela al niño parado junto a la camilla donde se presenta al residente envenenado y muerto. Este escalofriante panel  muestra a una persona que elige imponer su voluntad moral sobre otra, tal como lo hacen Daredevil y todos los vigilantes. Al solo tener héroes que imponen venganza y castigo, los niños continuarán el ciclo de mal funcionamiento de la justicia perpetuado por el método de lucha contra el crimen de Daredevil.

Es la juventud impresionable que Nocenti retrata como la que más sufre debido a las acciones de aquellos que se supone que deben mantener el mundo a salvo. En el número 250, se presenta el personaje de Lance. En su primera aparición, el niño está sentado solo en un salón de clases después de haber estado aterrorizado por un video sobre el poder de la bomba nuclear. Los efectos devastadores de esta arma dejan a Lance casi catatónico, y después de esta aparición inicial, a menudo se lo ve preparándose para la inevitable (para él) guerra nuclear que se acerca rápidamente.

El padre de Lance es un mercenario de alquiler llamado Bullet, que actualmente está ayudando a la Compañía Kelco a encubrir los desastres ecológicos que provocaron el cegamiento de un niño que nadaba en un estanque. Al igual que Lance, el niño, Tyrone, es víctima del descuido del planeta. Nocenti compara la contaminación y el holocausto nuclear como fuerzas igualmente destructivas que perjudican al planeta y a las generaciones futuras que vivirán en él. Tyrone, y personas como él, sufren debido a la falibilidad de la ley cuando esta vuelve la mirada a otro lado con  aquellos con las billeteras más llenitas.

Bajo su identidad civil, Matt Murdock reflexiona sobre cómo ser abogado lo ayuda a creer en el concepto de la ley, pero su personalidad de vigilante lo hace “sentir esa creencia quebrada” . Esta duda es una manifestación de la herculea tarea de Daredevil para detener el crimen. Daredevil detiene a un criminal, pero luego el criminal puede ser liberado rápidamente debido a la corrupción en el sistema. La constante captura y liberación sin progreso real aplica más presión a la resolución moral de Daredevil.

Bullet, que actúa como agente de corporaciones sin escrúpulos, es un ejemplo perfecto de esas imperfecciones en la ley. Bullet no mantiene ningún código moral y simplemente actúa como lo dicta la persona con el dinero. Después de su brutal pelea, Bullet pacíficamente permite que los policías se lo lleven, diciéndoles que pongan la destrucción “en mi cuenta” ,  como  una flagrante burla de todo lo que Daredevil considera sagrado. Esta acción finalmente empuja esas grietas en sus creencias a su punto de ruptura.

Más tarde esa noche, Murdock se entera de que con una llamada telefónica, Bullet fue inmediatamente liberado de la prisión. La burocracia de la ley hace que Murdock explote y denuncie el sistema que defendió anteriormente. Después de un numero completo de dicado a una escena de lucha sangrienta, el público lector ve la naturaleza inútil de la violencia en un cómic de superhéroes. Si un criminal tiene las conexiones correctas, se alejará de cualquier acusación. Los problemas como la corrupción sistémica no se pueden eliminar, entonces, ¿qué se supone que debe hacer un luchador contra el crimen como Daredevil? La violencia por sí sola no puede resolver un problema, por lo que se debe encontrar un nuevo método.

Con la corrupción de la burocracia sobre él, Murdock no puede encontrar consuelo en ninguna de sus identidades, lo que lo obliga a enfrentar sus deficiencias como abogado y destructor del crimen. Con el héroe en su punto más bajo, Nocenti introduce en la historia su contribución más duradera al mito de Daredevil. Un personaje que, como Daredevil, se basa en dualidades y contradicciones: Typhoid Mary.

III. Typhoid Mary: el amor es un campo de batalla

Con el espectro de la Guerra Fría cerniéndose sobre USA, Daredevil se encuentra en su propia carrera armamentista contra la creciente amenaza del Kingpin. Después de darse cuenta de que los eventos devastadores de “Born Again” no fueron suficientes para destruir la resolución de Murdock, Wilson Fisk, el Kingpin, decide que la única forma de destruir verdaderamente a su enemigo es a través de su corazón. Asi es como  Typhoid Mary  hace su primera aparición en el titulo separando lentamente el inframundo criminal de la ciudad de Nueva York, llamándo  la atención del Rey del Crimen. Mary es una mutante telepática con trastorno de identidad disociativo. Su condición crea la personalidad de Mary, tímida y amable, y su personalidad de Typhoid Mary, violenta y enojada. La narración de Nocenti en la página de inicio de “DAREDEVIL # 254” parece aludir a la historia de Mary Mallon, la fuente de inspiracion de Typhoid Mary que portaba fiebre tifoidea e infectaba a docenas de personas sin mostrar ningún síntoma: “Venenos invisibles. Ellos caminan entre nosotros. El veneno vive. Todo lo que toca … muere. El veneno no sabe que es veneno. Simplemente hace lo que tiene que hacer para sobrevivir “.

Ese “veneno” puede verse fácilmente como el veneno del instinto violento, lo que impide que Daredevil brinde justicia verdadera y justa. A Tiphoyd  Mary le causa alegría al causar dolor, y este tipo de sadismo es lo que Nocenti teme que también ese sentimiento exista dentro de nuestros superhéroes. Si esa violencia vive dentro de nuestros héroes, ¿qué tipo de impacto tendrá esto en los niños que los idolatran? Antes de que Tiphoyd  Mary entre en la vida de Daredevil, esta pregunta se explora en “DAREDEVIL # 252“, un numero que consolida la experiencia de Ann Nocenti en la redacción de historias dentro de otros crossovers que también exploran los temas de la coleccion propia.

Con el caos del evento “Fall of the Mutants“en los cielos de Nueva York, los ciudadanos promedio asumen que la Guerra Fría finalmente se ha descongelado. Mientras las personas a su alrededor entran en pánico, Matt Murdock toma el control, trayendo un nivel de paz y calma al terror. Mientras tanto, un hombre que se hace llamar Ammo (Munición) explota la anarquía para declararse el nuevo gobernante de este mundo sin ley ni civilización. Proclamando que solo los fuertes sobrevivirán, reúne un ejército, muchos de los cuales son adultos jóvenes, para establecer una nueva regla en la metrópoli. Una vez más, los que sufren son las generaciones más jóvenes que se utilizan como peones en juegos violentos. Un niño, Caín, se convierte en parte de la histeria colectiva, lo que hace que Daredevil se aleje de él con disgusto. Después de ser reprendido por su héroe, Caín se decide a redimirse luchando contra los disturbios. Irónicamente, la muerte prematura de Caín proviene de querer demostrar su valía a Daredevil. Al buscar la validación de figuras de autoridad violenta, Caín solo puede encontrar la muerte, y mientras muere al recibir la absolución de Daredevil, todavía pierde la vida debido a los esquemas de poderes más grandes que ignoran las repercusiones de sus acciones. Daredevil derrota al villano, pero no protege al inocente.

Si Daredevil no puede proteger a los inocentes, ¿cómo es él mejor que los criminales con los que lucha? Tiphoyd Mary desafía directamente a Daredevil con esta pregunta en sus primeros enfrentamientos. Como Matt Murdock está siendo seducido por el lado amable de Mary, Tiphoyd Mary se pregunta por qué no mata criminales. Ella explica en el número 255 que la ciudad la alaba cada vez que les quita la vida, entonces, ¿por qué Daredevil no hace lo mismo? Como vigilante, también es un criminal a los ojos de la ley, entonces, ¿puede realmente afirmar que cumple la ley si la infringe? Desde la perspectiva de Tiphoyd Mary, ella y Daredevil existen fuera de la ley y, con su superioridad, emiten un juicio sobre aquellos que consideran indignos. Es difícil ignorar la acusación que esto pone sobre todos los héroes disfrazados. Cada vigilante existe dentro de esta paradoja de ser tanto defensor como fiscal. Ella le dice a Daredevil “estamos más allá del bien y del mal“, aludiendo al libro de Nietzsche del mismo título que critica las construcciones morales de la sociedad. Para refutar su argumento, Daredevil dibuja la conexión de “Beyond Good and Evil” de Nietzsche y el concepto “Übermensch” a Adolf Hitler para ilustrar los peligros en su filosofía. Irónicamente y desafortunadamente, cuando se traduce al inglés, “Übermensch” es el nombre del superhéroe original: Superman. Si bien Superman y sus creadores obviamente se oponen por completo al espíritu de los nazis, todavía hay una delgada línea entre un superhéroe y un dictador porque ambas figuras imponen su propio sentido de justicia sobre la población.

¿Significa esto que Nocenti cree que todos los héroes disfrazados son secretamente fascistas? No exactamente. Si bien la creación de Jerry Siegel y Joe Shuster puede compartir un nombre con la presunción de Nietzsche, estos dos creadores tomaron la idea “Übermensch” en la dirección completamente opuesta. Superman es un personaje que simplemente trata de hacer lo correcto para proteger a las personas; Esta moral pura es lo que lo distingue, más que un sentimiento de superioridad. Como el primer luchador contra el crimen disfrazado en los comics, Superman estableció el estándar para cada personaje por venir. Sin embargo, a medida que el género creció, la violencia comenzó a jugar un papel más importante en los conflictos de estas historias.

En respuesta a este patrón, parece que toda la carrera de Daredevil hasta este punto ha sido una incineración completa del concepto de héroe disfrazado, pero en “DAREDEVIL # 260” experimentamos un cambio de paradigma. La historia culmina con Typhoid Mary obligando a Daredevil a luchar a través de un enfrentamiento colectivo con los enemigos que ha hecho en las dos docenas de numeros anteriores. Typhoid Mary hace que otros luchen contra Daredevil porque comienza a darse cuenta de que se ha enamorado de él. Es por esta razón que ella elige no pelear y decide no darle un golpe mortal a Daredevil.

Esta escena se puede leer como un espejo de los sentimientos de Nocenti sobre cómo tratamos a los personajes de superhéroes. Claro, los amamos, pero hay matices violentos inquietantes que se han desarrollado a lo largo de sus historias. Tenemos que “matar” a nuestros íconos para que puedan renacer en los héroes que necesitamos que sean. Hay una cualidad que debe tener todo vigilante disfrazado, la cualidad que les impide convertirse en el “Übermensch” fascista y, en cambio, los convierte en el Superhombre desinteresado: la empatía.

IV. Bullseye: empatía por el diablo

Después de su derrota a manos de Tiphoyd Mary, Daredevil se somete a un exilio autoimpuesto en el estado de Nueva York que culmina en un viaje al inframundo para enfrentarse a Mephisto, el equivalente de Satanás del Universo Marvel. Daredevil debe literalmente purgarse de sus pecados dentro del infierno para regresar como una tabla en blanco a su ciudad. En este estado mental destrozado, Daredevil deambula por Nueva York, encontrándose y siendo golpeado por matones regulares. Cada encuentro trae flashbacks y recordatorios de sus errores pasados. Declaró que la idea de Daredevil era “un falso hipócrita engañado” (DAREDEVIL # 284) y que ya no puede vivir con las constantes contradicciones de su existencia. Elige dejar de pelear en medio de una pelea con la esperanza de detener el ciclo interminable de violencia. Sin embargo, simplemente evitar la lucha no es suficiente para encontrar la paz. Una negación de la violencia no puede purgar la violencia del mundo. Rápidamente es golpeado y noqueado por la mafia, dejándolo con una severa amnesia. Daredevil es abordado por un hombre de negro y Daredevil, creyendo que su nombre es Jack, deja que el hombre tome su máscara, declarándose cansado de pelear y sin tener idea de quién es Daredevil en primer lugar. ¿Quien es ese hombre de negro? Bullseye, por supuesto.

El amnésico Daredevil toma inmediatamente el nombre de Jack, el nombre de su padre, como propio sin dudarlo. Jack “Battlin’” Murdock  quería que su hijo Matt evitara la vida de violencia que había elegido para sí mismo y se dedicara a la universidad. Al adoptar el nombre de su padre, Murdock vuelve a dedicarse a las esperanzas y sueños de su padre para un futuro pacífico. Irónicamente, fue un rechazo de la violencia lo que causó que Daredevil perdiera todos sus recuerdos en primer lugar, y al tomar el nombre de su padre, también entra en el ring de boxeo, convirtiéndose en su propio padre. No puede encontrar la paz sin importar si toma o no el camino del pacifismo o la agresión.

Como se discutió en el arco de Tiphoyd Mary, las líneas entre héroe y villano se desdibujan cuando el héroe opera fuera de los parámetros de la ley. Esta dualidad de opuestos se explora más cuando BBullseye comienza a cometer actos de hurto mientras usa un disfraz de Daredevil. A pesar de sus muchos intentos de mancillar el buen nombre de su archienemigo, la gente de Nueva York se niega a renunciar por completo al defensor de Hell’s Kitchen. Debido a su comportamiento de vigilante, las personas, incluido Ben Urich, suponen que Daredevil debe tener una buena razón para sus nuevas actividades ilegales. Como nunca ha obedecido completamente la ley, la gente no tiene problemas para darle el beneficio de la duda, declarándolo un Robin Hood moderno. Enfurecido por esta reacción, Bullseye se revitaliza en su misión de destruir la reputación de su enemigo.

Durante su tiempo como Jack, Daredevil se hace amigo de un juez afroamericano y su hijo. A través de estos dos hombres, Daredevil recuerda las imperfecciones del sistema de justicia. El juez le recuerda que la ley a menudo permitirá que los delincuentes escapen debido a  las lagunas de la ley  a la libertad; mientras que el hijo le recuerda los prejuicios raciales que acechan en el subconsciente de la sociedad. Cuando el juez es asesinado a tiros por una pandilla que encarceló en primer lugar, Daredevil recuerda las palabras de su mentor, Stick, quien una vez le dijo que fuera humano cuando luchara contra un enemigo, otra contradicción en la existencia de Daredevil. Si bien esto parece una yuxtaposición ilógica a este concepto, Nocenti realmente logra atacar el núcleo de lo que hace que los superhéroes funcionen. Este momento proporciona una mirada más profunda a las verdaderas creencias de Nocenti sobre cómo un personaje de superhéroe “falla“. En el momento en que la alegría se toma como un acto de violencia, ese luchador contra el crimen  falla en su misión. Cuando Siegel y Schuster crearon Superman, crearon un personaje que lucharía contra los inmorales, pero lo hicieron para proteger a los inocentes, no por la necesidad de establecer el dominio. Un personaje que solo representa violencia sin tratar de comprender y empatizar no es más que un acosador. En última instancia, tanto el luchador contra el crimen como el público lector de comics fallan cada vez que se alegran al ver a un personaje golpeado hasta la muerte. Esta es la lección que Daredevil debe aprender antes de poder derrotar a Bullseye en el último acto de lucha con compasión.

A lo largo de este run, Daredevil ha estado huyendo de sus errores y conflictos. Raramente se hace responsable de los desastres que deja tras de sí. Es en esta confrontación final con Bullseye que enfrenta sus defectos internos de frente. Con Bullseye usando su disfraz, Daredevil decide usar las tácticas de su enemigo contra él. Murdock se pone el traje de Bullseye y ataca a su enemigo odiado, lo que llega a confundir a Bullseye sobre su verdadera identidad. Cuando Murdock se cae por el borde de un tejado, le dice al impostor Daredevil que no puede permitirle morir porque Daredevil es un “buen hombre“. En este momento, Bullseye muestra compasión y lleva a su enemigo odiado a un lugar seguro. Este es el primer, y posiblemente el último, momento de puro heroísmo jamás realizado por el personaje de Bullseye. Los dos hombres han habitado las identidades del otro, y al hacerlo, han encontrado una comprensión más profunda de sus propios defectos. A esto se refería la pelea con compasión: reconocer la humanidad de tu enemigo, no simplemente verlo como un objetivo.

La lucha continúa y las identidades de Daredevil y Bullseye comienzan a desdibujarse cuando ambos hombres se desvanecen en un torbellino de puños y sangre. Finalmente, Matt Murdock, el único Daredevil verdadero, queda parado sobre su enemigo derrotado. “Los dos resultaron ser el mismo hombre, ¿no?” le pregunta a su enemigo inconsciente (DAREDEVIL # 290). Esta declaración muestra que la empatía es el verdadero punto final de la violencia. Daredevil solo puede derrotar a Bullseye al reconocerse a sí mismo en su archienemigo. Ambos hombres han basado sus vidas en lastimar a otros y decidir, según su ética, quién merece ser víctima de su brutalidad. Si bien la violencia tuvo que ser utilizada, Daredevil lo hizo con el entendimiento de que no es más justo que el hombre con el que luchó. No lo hizo para su propio disfrute, sino porque tenía que hacerse.

Al igual que con todos los comics de superhéroes, la conclusión del run de DAREDEVIL de Nocenti devuelve la historia al status quo típico. Sin embargo, su meditación sobre la violencia en los comics de superhéroes todavía resuena en las conversaciones de superhéroes hoy, especialmente porque se adaptan a las nuevas formas de medios. Este mensaje de humanismo en la conclusión de la historia es profundamente importante en un medio que la producción más popular generalmente resuelve sus conflictos a través de peleas tipicas de derribo y arrastre. También refuerza por qué el run de Ann Nocenti en Daredevil merece ser nombrada al mismo tiempo que titulos como WATCHMEN y THE DARK KNIGHT RETURNS. El superhéroe es la mejor forma de arte pop escapista; Mientras que Daredevil y sus coloridos compatriotas no pueden eliminar los problemas imposibles de nuestro mundo, Nocenti nos recuerda el código moral que ellos y, por extensión, la audiencia del cómic, siempre deben esforzarse por seguir. Un vigilante enmascarado falla cuando no reconoce la victoria hueca que viene con la violencia egoísta y niega la empatía básica que debemos mostrar al enemigo y aliado por igual.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Página de Facebook:C506
Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

En otras noticias:

(C506) Leon Kennedy ha enmudecido

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario