(C506) Empyre, ya vamos en el número 4 y la serie va bien

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Ya habíamos platicado previamente que Empyre es la nueva macrosaga de Marvel, un evento que involucra a la mayoría de sus personajes insignia y que servirá de transición para el siguiente gran evento de la editorial, la llegada de Knull, el dios de los simbiontes.

Como ya sabemos, Empyre gira alrededor de los Kree y los Skrull, de su pasado en común y de los Cotati, una tercera raza involucrada en un conflicto milenario, en los números previos vimos que los Skrull era una raza pacífica que bajo el mando del emperador Dorrek, cruzaban el espacio interestelar para expandir su imperio mediante el comercio, ofrecían tecnología superior a cambio de lealtad y recursos, en Hala, el mundo donde unos barbaros Kree, liderados por el conflictivo Morag, coexistían con los Cotati, una especie que había evolucionado a partir de las plantas, que se comunicaban vía telepática y vivían en armonía. Para determinar la especie dominante, los Skrull les ofrecieron un concurso, llevaron a algunos miembros de cada especie a su luna, se les facilitó tecnología Skrull y aquel que creara “lo mejor” gobernaría Hala, con el apoyo y beneplácito de sus benefactores.

Tras mostrar su verdadera naturaleza, los Kree prácticamente acabaron con los Cotati y se rebelaron de los Skrull, dando pie a la rivalidad que ha caracterizado a ambas civilizaciones, pero tras estos sucesos nació una profecía, que de la unión de una hembra humana perfecta y un Cotati, nacería un Mesias Celestial, ese niño cambiaría el curso del universo.

La profecía se ha cumplido y de la unión de Mantis, la ex vengadora, con un renacido Swordsman, también alguna vez un vengador, imbuido con los Cotati, dieron a luz a Sequoia, también conocido como Quoi, quien ha crecido con contactos ocasionales con los Avengers.

Por otro lado, lo que parece una enorme amenaza para el universo es la unión de los Kree y los Skrull, quienes han determinado que para su supervivencia deben dejar atrás sus diferencias y como símbolo de unión han decidido erigir como su líder a Thedore “Teddy” Altman, Hulkling, hijo del campeón Kree conocido como Captain Marvel y de la princesa Skrull Anelle, al nacer y para garantizar su supervivencia, fue enviado a la Tierra, donde fue criado, donde encontró el amor y formó el grupo de The Young Avengers.

Ahora lidera el imperio Kree – Skrull y se dirige a la Tierra, provocando en los Avengers la desconfianza natural ante la alianza de los tradicionales enemigos de la raza humana, sin embargo, en el número 1 de la serie, hay un gran giro de tuercas y los Avengers han tenido un yerro garrafal al apoyar a Quoi, el hijo de Mantis y Swordsman, que provoca la muerte de miles de Kree / Skrull, a partir de ahí, los Cotati invaden la Tierra y la guerra llega a cada rincón de la misma, la marea Cotati parece imparable y desean conquistar Wakanda por su suelo enriquecido con Vibranium donde los Cotati pueden plantar una semilla especial capaz de matar a toda la galaxia.

Así vemos una misión diplomática con Mantis, Sue Richards, Thing y She-Hulk, misma que se va al caño cuando vemos que She-Hulk no es quien pensábamos y que su lealtad es de los Cotati, una buena sorpresa en la trama es que la principal instigadora de la alianza Kree-Skrull es R´Klll, la abuela de Hulkling, quien sobrevivió a la destrucción de su mundo a manos de Galactus y ha hecho todo lo posible para que su linaje gobierne la galaxia.

Al mismo tiempo algo malo está sucediendo con Hulkling, quien es confrontado en el espacio por Johnny Storm y por la Captain Marvel, ahora armada con el martillo que un día perteneció a Ronan, el legendario Acusador Kree, porque ha autorizado preparar un arma que puede destruir el sistema solar para detener a los Cotati antes de que invadan la galaxia entera.

Afortunadamente para nuestros héroes, son teletransportados a la Tierra donde Wiccan hace una romántica revelación que muestra que las emociones aún no terminan.

Al Ewing (Immortal Hulk, Damnation Station, The Ninjettes) y Dan Slott (Arkham Asylum: Living Hell, Silver Surfer, The Superior Spider-Man, The Mighty Avengers) han manejado perfectamente la trama principal, sobre todo en los tiempos, han desfilado los acontecimientos de tal manera que el lector no se confunde con los cambios de escenario propios de este tipo de tramas y han dado tiempo a cada personaje, además de dotar de cierta “credibilidad” a los antagonistas, esto sin que sea necesario seguir los títulos que hacen los Tie-inn y que complementan la historia, aunque los títulos relacionados también son muy disfrutables, como los Fantastic Four del mismo Slott, donde Spider-Man y Wolverine se unen a Valeria y a Franklin Richards para formar la nueva versión de los FF o los X-Men de Hickman quien nos muestra a Scarlet Witch intentando revivir a los mutantes de Genosha y lográndolo solo parcialmente.

Los trazos de Valerio Schiti (Giant Size X-men: Tribute to Wein & Cockrum) son excelentes, muy dinámicos y mucha fuerza, utilizando perfectamente páginas enteras o hasta doble página para ilustrar la acción, pero sin perder énfasis en las emociones de cada personaje, y bueno, el mexicano Marte Gracia (X-Men, Venom, Dark Wolverine) en los colores cada vez me sorprende más su evolución.

La serie va muy bien, ojalá no se desinfle al final y nos muestra que Al Ewing está en su mejor momento.

¿La estás leyendo? ¿Te gustó? Coméntanos.

Calificación 9 /10

Síguenos en nuestras redes:

Página de Facebook:C506
Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito a leer:

Immortal Hulk #35. Los problemas del gigante verde no acaban

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario