(C506) ESPECIAL DE DÍA DE MUERTOS – ¿Por qué apesta morir en Coco?

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Hace 3 años se estrenaba Coco, la película sobre el día de muertos que acercó esta tradición mexicana al mundo e hizo llorar a muchas personas alrededor del mundo. Con el paso del tiempo y haciendo una revisión de la historia, nos hemos dado cuenta de que morir en el universo de Coco no es tan bonito como crees y es incluso algo deprimente. Aquí las razones:

1.- Todo en lo que creías está mal

La mayoría de las religiones se basan en la creencia del encuentro con tu deidad al morir. Cuando partes de la Tierra, eres sepultado o cremado en panteones del credo que profesas. En Coco, cuando mueres entras en un mundo al parecer adaptado al pais donde moristem no a tu deidad. ¿Te recibe Jehova, Allah o cualquier otro? NO, entras en un sistema burocrático parecido a un registro de aeropuerto (bastante deficiente, ya hablaremos de eso). Parece que viviste toda tu vida rezandole a nada. Y si eres ateo, tu no creencia tambien queda refutada.

2.- Tus acciones en vida no sirven de nada.

Cuando una persona malvada muere, muchos encuentran el consuelo en “Ya fue juzgado por Dios, sin embargo no es así en el mundo de Coco. La prueba de esto es la recompensa post mortem de Ernesto de la Cruz, un hombre ambicioso que no le importó matar a su mejor amigo con tal de robar sus canciones y alcanzar el status del hombre más amado de México.

Cuando murió tuvo la casa más grande del otro mundo, además de un show anual al que asistían todos los muertos de México, mientras Héctor vive en los barrios más miserables de ese mundo. ¿Por qué al llegar nadie en la mesa de registro dijo nada? ¿Acaso nadie hace el balance de lo bueno y malo? Parece que no. O los dioses nos han abandonado o hubo un recorte de presupuesto para el departamento de monitoreo.

De no haber sido por la irrupción de Miguel en el otro mundo, De la Cruz no hubiera tenido su merecido y Héctor hubiera sido olvidado y desaparecido.

3.- Tu cuerpo es aquel con el que mueres

Aquí toma más fuerza que nunca el dicho que versa:

Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver

Porque la apariencia que tenías al morir será aquella que tendrás en este sitio sin Dios. Lo podemos ver al final de la película.

  • Héctor tiene una apariencia joven
  • Imelda de una mujer madura
  • Coco (la hija de ambos) es una anciana

Esto vuelve las cosas muy perturbadoras. Imelda parece la sugar mommy de Héctor, lo cual es pasable, pero ¿Que estén como una familia feliz con una Coco que se ve así? Eso es ya es demasiado. Además ¿Quién les da su ropa? ¿En que consiste tu kit de bienvenida?

4.- Lo más seguro es que vas a desaparecer

La película lo dice muy claro. Cuando ya nadie te recuerde desaparecerás (y por cierto nadie dice a donde vas o si es el fin de todo). La trascendencia es algo a lo que pocos aspiran, y puede que por 80 o 100 años alcances a estar en los altares de muertos, pero todos aquellos que te conocieron, morirán, así como las posteriores generaciones, hasta el punto que nadie sepa quién fuiste.

Así que a menos que hayas sido, por ejemplo,  Miguel Hidalgo, Cantinflas, Juanga u Octavio Paz, tu destino será:

¿Que te parece? ¿Hay otro aspecto a notar? Te leemos.

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

En otras noticias:

Nuevo de sitio de Final Fantasy XVI presenta a los personajes y la historia del juego

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario