(C506-Especiales) Un comediante murió en Nueva York

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

La acera se tiñe de rojo sangre. Alguien trata de limpiarla con una manguera mientras que un vagabundo con un letrero que reza “el final está cerca” pasa indiferentemente sobre la gran mancha. El tipo de la manguera le grita al vagabundo por tal desconsideración, pero el otro sigue absorto en su mundo y avanza como si nada.

Unos pisos arriba, en el edificio que descansa sobre la misma acera, un detective mira hacia abajo asomándose desde un ventanal roto. Contempla toda la escena tratando de encontrar detalles, factores decisivos, pistas, lo que sea que ayude a desenmarañar el misterio, pero la altura es imponente, tanto que el detective siente el vértigo y probablemente se ha imaginado a sí mismo cayendo desde tal altura. Perplejo por todo lo que pasa en su mente y frente a sus ojos, lo único que se le ocurre decir es: “Mmm. Es una gran caída“.

Pero lo que nadie notó, fue el botón del smiley que estaba a los pies de la acera, casi a punto de caer en una alcantarilla. El botón está manchado del mismo rojo sangre que el tipo de la manguera intentaba limpiar. La imagen da para pensar muchos posibles significados filosóficos, hasta poéticos, pero la verdad que se esconde detrás de la sonrisa ensangrentada es mucho más cruda.

Horas después, a la media noche, cuando todos los agentes y el equipo superhumano salen y rodean a todos los que saben más de lo que ellos saben, un hombre enmascarado con facha de detective descubre el botón.

Luego de una sorprendentemente rápida investigación, aquel enmascarado descubre quién fue arrojado desde su ventana la noche del 12 de octubre de 1985: Edward Blake, un viejo conocido, alguien que luchó a su lado en incontables ocasiones. Las habilidades deductivas y la paranoia del enmascarado comienzan a maquilar infinitas respuestas pero no hay nada claro.

Al día siguiente, sobre una azotea, aquel vigilante enmascarado escribe en su diario:

La noche del viernes, un comediante murió en Nueva York. Alguien sabe por qué. Allá abajo… alguien sabe.

87b80ee1b939cda10eb6c2be8812ea6f–dave-gibbons-the-comedian

¿Qué tan contundente tiene que ser un personaje para que sea la clave de una historia estando muerto? Sin duda alguna, debe ser un personaje tan extraordinariamente bien elaborado como ningún otro y, cuando se trata de Watchmen, lo debe ser a la enésima potencia.

La baraja de personajes en el que es considerado el mejor comic jamás creado es alucinante. Tenemos a Daniel Dreiberg/ Nite Owl II y sus problemas de autoestima, a Laurie Juspeczyk/ Silk Spectre II y la oscuridad de su mera existencia, a Adrian Veidt/ Ozymandias y su megalomanía, a la omnipresencia y omnipotencia de Jon Osterman, a Walter Kovacs y su sociopatía, pero cuando se habla Edward Blake/ The Comedian, es hablar de la esencia pura de la obra maestra de Alan Moore y Dave Gibbons.

watch0comiccomedian

Tratar de sintetizar la historia de The Comedian no es fácil. Si intentamos abordar sus orígenes, nos toparemos de frente con un muro muy oscuro e incierto. En la obra homenaje a Watchmen intitulada Before Watchmen, el recientemente finado Darwyn Cooke decide ahondar en un posible origen para un Blake adolescente e impulsivo con métodos poco ortodoxos para impartir lo que él entiende por justicia. En la misma obra homenaje, Brian Azzarello trata de darle sentido a las locuras que The Comedian hace, poniendo como detonante su servicio en la guerra (como ya había expuesto Moore en la obra original pero más a fondo) y una estrecha amistad con la familia Kennedy que terminó en tragedia.

Sea cual sea el origen que el lector quiera adoptar, una cosa es segura: no se necesita conocer de dónde viene para entenderlo. The Comedian es el arquetipo de vigilante por antonomasia. Es el tipo robusto que reparte golpizas a la menor provocación, es el tipo amoral que no se tienta los restos que tiene de corazón para jalar el gatillo de un lanzallamas o para dispararle a una mujer embarazada, es aquel al que le da igual golpear hombres, mujeres o niños, es el clásico tipo pesado que se burlaría en tu cara al ganarte y que desconoce la humildad, es aquel capaz de atacar a sus amigos e intentar violar a una colega.

comedian_is_this_what_gets_you_hot

Seguramente muchos de ustedes arquearon sus cejas al leer todo lo anterior y piensan que eso es suficiente para condenarlo y calificarlo, por lo menos, como alguien repugnante; concluyendo que no puede ser etiquetado como un héroe, villano ni antihéroe y preguntándose cuál es el propósito de tanta barbarie. La respuesta podría ser más cruda de lo que se imaginan: el objetivo de Blake, es reflejar la verdadera condición humana.

Disfrazado como un superhéroe solo para satirizar el concepto del mismo, Blake busca demostrar que la naturaleza del ser humano jamás cambiará, no importa cuántas leyes existan, no importa qué tan civilizados queramos ser o que tratemos de honrar lo bueno y condenar lo malo según nuestras perspectivas, el ser humano siempre será cruel, esclavo de su instinto animal, abusivo y mortal.

The_Comedian_Barbequing

Pero la compleja y fría mentalidad de Blake se fractura hacia el final de su vida, pues tras descubrir lo que Veidt tenía en mente, su visión del mundo que creía entender cambia por completo, orillándolo a la confusión y la miseria, arrepintiéndose de sus actos, confesándose ante su archienemigo Moloch y dándose cuenta, dolorosamente, que el chiste que él creyó contar a lo largo de su vida, no era para nada gracioso.

A pesar de lo que podría aparentar, Blake demuestra unos destellos de nobleza en esporádicas ocasiones, sobre todo cuando se trata de su adorada hija. Blake muestra vulnerabilidad cuando ella está presente, quizá por la impotencia de no ser el padre que ella merece, quizá porque ella es lo único bueno y bello que ha concebido o quizá por entender, al igual que Dr. Manhattan, que su vida fue concebida contra todas las probabilidades, dando paso a un auténtico milagro.

59f9a5071f85e532289b6cb159d31bda

A lo largo de la trama, solo podemos ver a Blake a través de flashbacks, en recuerdos que los personajes tienen de él y es cuando entendemos lo influyente que la figura de The Comedian es y lo importante que resulta para el desarrollo de la obra. Fue él quien le enseñó a Nite Owl la naturaleza de los vigilantes orillándolo a tener dudas existenciales, fue él quien le demostró a Osterman su falta de interés en la humanidad y lo grave que esto resulta, fue él quien orilló a Ozymandias a querer salvar a la humanidad. Fue él, directa o indirectamente, quién cambió al mundo por completo.

Edward Blake, The Comedian, es quizá, en un análisis profundo y exhaustivo, el personaje más importante de la obra más importante del noveno arte.

Y estoy arriba mientras el alba aparece, a pesar de que mi corazón duele. Debería estar haciendo un brindis por los amigos ausentes, en lugar de estos comediantes.

─Elvis Costello

61bfc219cc02bdc399295066ae1bf580–comedians-dark-horse

¿Has leído Watchmen? ¿Qué opinas de este gran personaje? No olvides compartir tus ideas con la comunidad de C506 y difundir este y todos los artículos con tus contactos. Cada día hay información nueva e interesante de la comunidad Geek.

Disfruta de la semana temática sobre vigilantes siguiendo nuestras redes sociales. Acá los zeldas:

 

¡Conoce a C506! Lee este artículo que podría gustarte:

(C506-Especiales) Daredevil: El hombre sin miedo C506 | C506 Vigilante, todo aquel personaje que es capaz de tomar la justicia en sus propias manos para vengar algún crimen. No le preocupa enfrentarse por su cuenta contra

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.