(C506) Isaac Asimov: La Última Pregunta

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

‘La Última Pregunta’ es una obra de Isaac Asimov que explora el concepto de la singularidad tecnológica hasta sus últimas consecuencias. Trata sobre una computadora que es descendiente de un largo linaje de máquinas capaces de mejorarse a sí mismas, y es tan compleja que ya ningún ser humano puede siquiera entender su complejidad o los mecanismos que la rigen.

Nombrada como Multivac es capaz de responder prácticamente a cualquier pregunta que le sea planteada, además de desarrollar soluciones innovadoras a los problemas de la humanidad.

Esta obra trata sobre la búsqueda de respuestas por parte de Multivac que evoluciona y crece a través de los eones, sosteniendo y asegurando la supervivencia de la humanidad mientras intenta responder a la última pregunta.

La lectura es ágil y agradable, el autor hace gala de amplios conocimientos en las ciencias naturales sin limitarse a un campo en particular, a la vez que comparte una historia amena y cargada de significado filosófico y científico.

Singularidad tecnológica

El concepto de singularidad tecnológica se refiere a un efecto cascada de evolución auto impulsada y autogenerada de la capacidad computacional. Este concepto fue planteado por el matemático Vernor Vinge quien postuló que dada la velocidad de desarrollo de las computadoras, llegaría el momento en que estas serían capaces de mejorarse a sí mismas sin intervención humana, más allá de las limitaciones impuestas por la habilidad de sus diseñadores humanos.

Las implicaciones de una singularidad tecnológica suponen un incremento progresivo y exponencial de la capacidad de cómputo de las mismas, con resultados inciertos a largo plazo pero con ciertas consecuencias sociales y económicas.

Se han planteado muchas maneras en que esto podría llegar a ocurrir, pero una de las mas notables es el Internet. Se calcula que dentro de la presente década el número de conexiones de Internet alcanzará un número equivalente al número de conexiones del cerebro humano.

Adicionalmente a esto, la evolución en la semántica de los lenguajes de computación, los mecanismos de inteligencia artificial para búsquedas por contenido, junto con la llegada de un nuevo protocolo de datos que hará posible indexar a internet prácticamente cualquier cosa, y por si fuera poco las conexiones ultra rápidas que son desarrolladas actualmente por el CERN, están contribuyendo a convertir el Internet en un gigantesco sistema interactivo de procesamiento con no pocas similitudes a una red de neuronas.

Una de las teorías que está ganando más fuerza a causa de los avances en los conocimientos sobre la neurología, es que la complejidad que vemos en el cerebro en realidad emerge de un conjunto de reglas simples, seguidas por cada uno de sus millardos de células que actuando a la vez de forma cooperativa, suman su capacidades de procesamiento individuales para formar colectivamente una masa capaz de elaborar y desarrollar procesos cognitivos complejos.

De ser cierto lo anterior, podemos afirmar que si cada computadora conectada al Internet contribuye al conjunto con su propia capacidad de procesamiento, es más que probable que el Internet como un todo esté avanzando en dirección a generar una inteligencia surgida de la pura interacción entre las computadoras que le componen.

Deus Ex Machina

Asimov sueña con una máquina imposible que se eleva por sobre la naturaleza de la que procede, ignorando que las mismas leyes que le atan le permiten existir. En realidad la historia nos ayuda a imaginar la respuesta a una pregunta, que si bien es diferente a la que la máquina se pregunta, no deja de ser importante.

¿Qué haríamos si tuviéramos la respuesta a la pregunta más importante jamás planteada y no tener a nadie a quién decírselo?

Síguenos en redes sociales:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Además te invito a leer esta otra reseña:

(C506) Isaac Asimov: La Máquina que Ganó la Guerra C506 | C506 La humanidad se encuentra enfrentada a una raza extraterrestre en una guerra que lleva siglos de antigüedad, o al menos así fue hasta que ayudada por una

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.