(C506) Juegos de mesa: Cry Havoc

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

“Algún día quisiste ver las estrellas” pregunta el soldado a su capitán.

“Nope. El espacio está lleno de cosas que quieren matarte. Yo, lo único que quiero es completar la misión y regresar a casa un poco menos pobre y un montón más con vida…”

Y así es este juego… no es acerca de observación, de contemplación científica o de profundidad filosófica. Cry Havoc es un juego en donde tú y 2 o 3 amigos más se romperán la cara en un combate sangriento por obtener los recursos de un olvidado planeta al final de la galaxia, pero no es tan fácil la cosa puesto que los habitantes originales están razonablemente en desacuerdo con su expansión.

SI, ESTE ES: DESTINO MANIFIESTO…

EN EL ESPAAAAAAAAAACIOOOOO.

Cry Havoc es un juego para 2 a 4 jugadores diseñado por Rodiek, Oracz, y Wakczak y publicado por Portal Games. La duración del juego es variable, pero no pasa de las 2 horas, y estas 2 horas te harán sentir como si estuvieras defendiendo tu planeta o tratando de arrancar los recursos de las manos frías y con rigor mortis de tus enemigos.

El juego toma lugar en un tablero que tiene dos caras, dependiendo del número de jugadores. Hay 4 facciones para escoger y todas tienen sus propios atributos. Es decir, cada una de ellas tiene su propia tecnología y habilidades. Por ejemplo, los humanos se reproducen como ratas y pueden llamar ataques aéreos desde el lugar donde están hacia lugares adyacentes.

La razón por la cual queremos controlar la mayoría de territorio es porque así ganaremos puntos. El que saque más puntos gana la partida. De esa forma puedes conseguir estos puntos por tomar prisioneros, por conquistar territorio con cristales, o incluso utilizando tu poder especial.

Todos comienzan con unidades en sus respectivas bases y en cada turno puedes utilizar cartas para movilizarlos. Ahora, cada vez que exploras una región puedes encontrarte con tecnología o puedes obtener habilidades dadas por cartas de terreno que se unirán a tu mano y las podrás utilizar inmediatamente. Y si leyeron mi reporte de los juegos de construcción de mazo estarán familiarizados ya con lo que esto significa. Por si no, esto hace que tu mazo sea más grande y te de más opciones.

El territorio también te da ventaja durante las peleas. Aquí radica cabalmente el atractivo de Cry Havoc. Si estas acostumbrado a juegos como Risk en donde las batallas de resuelven por dados… eh… entras directamente a territorio desconocido. El combate en Cry Havoc es resuelto en tres estadios, no suerte, no nada más que la fría y calculada lectura de tu oponente. En primer lugar la batalla se realiza en un tablero a parte.

La primera salva del encuentro será saber quién se quedará a cargo del territorio. Así, entre más unidades comprometas a la batalla, más será la posibilidad que ganes… PERO: Tu oponente todavía puede jugar cartas y arrancarte de las garras una ganancia que considerabas fácil. Pero eso no es todo, la batalla sigue. Ahora, vemos cuántos soldados mandaste a capturar enemigos. El que gane acá (por mayoría como en el primer caso) ganará un prisionero, el cual, si no es reclamado (a costo de 2 puntos de victoria del enemigo), ganará cada turno un punto para ti. Ahora, al final de la batalla: cansado y con hambre matarás a soldados enemigos. Quién tenga más fuerzas acá matará soldados en cualquier lugar del tablero.

El juego es rápido e increíblemente cruel para los incautos o los que les hace falta el instinto asesino propio de los conquistadores. Yo jugué este juego y al principio pensé que podríamos convivir pacíficamente. Eso fue hasta que vi que los malditos humanos quienes se habían mantenido en su lado del tablero por toda la partida se abalanzaban sobre mis fuerzas de científicos y despedazaban mis colonias sin misericordia. Esa vez aprendí que hasta la ciencia tiene que estar subyugada al esfuerzo bélico en este juego. Duda un segundo y alguien más violento que tú te quitará tu pan… no bueno, el pan, la panera y la mesa.

Muy buen juego y se los recomiendo bastante.

Pros: OK el juego tiene muy buen diseño gráfico, las cartas son claras, los iconos se entienden con facilidad. Y no mencioné arriba pero el juego viene con unas miniaturas que… dioses… me gustaría pintar y mostrarlas como trofeo en el trinchante de mi casa.

Cons: La caja está grandísima, casi como la de Mansiones de la Locura. Por lo tanto el juego es caro y aún más traerlo a nuestros territorios. Pero, si tienes algún dinero guardado para un día lluvioso… bahhh… que esperas e inviértelo en Cry Havoc… hehe, por lo menos eso es lo que le digo a mi novia. 🙂

Y eso es todo por hoy.  Espero que les haya informado y a la vez entretenido.  Este fue Pablo Gordillo, escribiendo para C506. No olvides seguirnos en redes sociales e informarte de las novedades del mundo geek: la Página de Facebook: C506Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek, Twitter: C506 Latinoamérica y también puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Si quieres seguir leyendo algo interesante, qué tal esto:

(C506) Ya puedes tener tu propio Batarang gracias a QMx

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.