Hola, mucho gusto en volver a disfrutar de tu compañia en este artuculo. Esta vez sera un poco diferente ya que hablaremos de un aspecto nuevo sobre la pasada New York City Comicon.

Lo que sigue son algunas observaciones de lo que estuvo bien, lo que estuvo mal y lo que se sintió completamente diferente en el NYCC de este año.

Lo bueno: ¡NYCC está de regreso!

La celebración en curso sobre el regreso a la asistencia presencial fue palpable. Los anfitriones dieron la bienvenida a las multitudes en los paneles, abundaron las «exclusivas» y las «experiencias», y la presencia a veces exagerada de proveedores que faltaban en el año pasado hizo que pareciera que todos querían asegurarse de que supiéramos que NYCC regreso para quedarse. Estuvieron presentes todos los asistentes habituales, desde incómodos representantes  de relaciones públicas hasta filas interminables. La convencion se sintió mucho más «normal» que el año anterior.

Lo malo: ¡las multitudes también han vuelto!

Tratar de cruzar el piso de exhibición el jueves y viernes  no fue terriblemente difícil ya que estaba relativamente solo el centro de convenciones; peroel fin de semana con demasiada gente en un espacio es una receta para el peligro, y se podría haber hecho más para dirigir con seguridad a las masas.

Lo Bueno: requisito de usar mascarilla.

Semanas antes de la convención, NYCC anunció un mandato de usar  máscarilla para la convención. Un marcado contraste con el año anterior, donde se requerían tarjetas de vacunación COVID y máscarillas para ingresar. Felicitaciones a los muchos cosplayers inteligentes que incorporaron mascarillas en sus disfraces. Sin embargo-

Malo: no se aplican mascarillas.

En el Artist’s Alley se hizo evidente casi de inmediato que una gran parte de la multitud consideraba que el mandato era opcional. Por la tarde, era aproximadamente 50/50 quién llevaba una máscarilla y quién no. Y para el sábado, la mayoría de la multitud no los tenía puestos. ¿Quién puede culparlos? El limitado personal estaba entregando máscarillas, pero no hubo ningún esfuerzo para exigirles que ingresaran o se las mantuvieran puestas.

Lo bueno:  Artist Alley.

El Artist Alley estuvo repleto de talento este año, muchos de ellos recién representados por grupos como Comic Sketch Art y sus contrapartes. Había muy poco fan art de relleno con los pasillos repletos de profesionales e increíbles recién llegados. Muchos de los artistas  tenían listas completas de comisiones y dibujaban como locos, se tomaban descansos de la firma y usaban letreros para anunciar cuándo estaban trabajando en el arte y cuándo estaban disponibles para hablar y firmar, lo que permitía a los fans planificar mejor cuándo podían conocer a alguien en su lista. El arte que se estaba haciendo era absolutamente impresionante y a menudo se compartía en las redes sociales, así que asegúrate de revisar las cuentas de Instagram u otras redes sociales de tus favoritos para ver si hay algún trabajo increíble. Además, mi admiracion para cualquiera que haya trabajado en estas condiciones.  No es fácil hacer malabarismos con el dibujo, la firma, los paneles y cualquier otra cosa que haya en el programa. ¡Ahora, si tan solo estas personas recordaran tomar descansos para comer algo!

Lo Diferente: Pagar por firmas.

Por lo general, en una convencion derrocho mi presupuesto en números atrasados ​​​​en el piso de exhibición. Este año, si visitaste la convencion de Nueva York, lo mas probable es que descubririas  que la mayor parte de tu dinero se destinaria a los autógrafos en el Artist Alley. Era raro encontrar algún talento que ofreciera firmas gratuitas este año o  con una tarifa actual de alrededor de $5. Pero los grandes nombres cobraban mucho más incluso por una sola firma. Joe Quesada pidió $30 por la suya, el equipo creativo de 5 personas detrás de Teenage Mutant Ninja Turtles: The Armageddon Game cobró $50 con una tarifa de $7 por artículo por cualquier firma adicional, y Jim Lee se aisló detrás de las cortinas en la parte trasera del salón, cobrando $50 con un límite de un artículo. Las tarifas por las firmas presenciadas para la calificación elevaron aún más esos precios. Trabajar en una convencion puede ser increíblemente costoso, especialmente para los artistas que vienen del extranjero, así que espera que esta tendencia continúe. Pero sí parecía haber otro conductor de autógrafos con cargo economico y ese era…

Lo malo: Especuladores.

Tomemos como ejemplo a  Peach Momoko aquí por un momento. Peach fue obviamente la artista mas exitosa de la convención, teniendo líneas enormes durante todo el fin de semana. Desafortunadamente, la popularidad también puede convocar a los especuladores, y el sábado por la mañana, un grupo de vendedores se alinearon antes de que se abriera la convención, cada uno con su propia pila de variantes para firmar y vender. Para el domingo, Momoko se cansó de las disputas, los empujones y los gritos en la fila, y colocó un letrero que decía: «NO FIRMAS, NO COMENTARIOS, Marvel AL Mediodía», en referencia a una firma de exhibición. Simplemente no hay razón para ejercer este tipo de presión sobre un artista. Aquellos que intentan ganar dinero rápido con esta persona extremadamente talentosa hacen que todos los presentes se vean mal. Espera más restricciones sobre lo que se puede firmar, cuánto costará y la disponibilidad de los mejores talentos si continúa este tipo de comportamiento.

Lo bueno: se sintió como una convención de historietas.

 

Incluso si no fue representativo de toda la industria, los editores regresaron este año en buen número y estaban impulsando los comics. Se distribuyeron obsequios, los paneles terminaron con exclusivas y los presentadores hicieron todo lo posible para elogiar los cómics como el mejor modo de narración. Del mismo modo, un tercio del piso se dedicó a la buena caceria y busqueda en las  cajas de comics  a la antiguita, y no faltaron personas que buscaban numeros aleatorios, runs  completos o rarezas. Todavía había una buena cantidad de puestos que promocionaban variantes exclusivas y comics graduados, pero aun así contribuyó a una sensación general de que una gran cantidad de asistentes todavía estaban allí para la muy importante  parte de «Cómics» de NYCC.

Lo malo:  CGC And NFTs.

Dicho esto, ¿todo tiene que estar en una caja de plástico y sellada para siempre? Si CGC se sale con la suya, todos y cada uno de los coleccionables recibirán el tratamiento calificado. Las filas para su stand donde anunciaban cómics sellados, cromos y videojuegos eran largas, pero la práctica significa menos copias libres para leer y disfrutar de libros clásicos en el mercado. Peor aún fueron los escaparates visibles de Marvel, Topps y otros para las ventas de NFT. Al no entender la indirecta después de que el mercado del comic se derrumbara por esta moda destructiva para el medio ambiente, seguían pregonando esto como la ola del futuro. Suficiente. Por favor.

Lo bueno: increíbles coleccionables.

No importa dónde miraras en el piso de exhibición, había una gran selección de juguetes, estatuas, y cualquier otra cosa que pudieras haber estado buscando. Tokidoki, BAIT, Super 7, Concrete Jungle y Martian Toys fueron solo algunos de los puestos en los que podias  admirar su trabajo. Y aquellos con un presupuesto saludable probablemente encontraron algunas cosas geniales para llevarse a casa.

Lo malo – Funko

Para ingresar al stand de Funko, tenías que pasar por el registro en línea de NYCC, y cuando finalmente llegó el momento de registrarse, muchos encontraron una selección limitada de horarios de entrada agotados. Había una fila de espera, pero comenzaba a la 1 p. m., y aquellos que estaban lo suficientemente desesperados como para esperar se sentaron durante tres horas y media solo para que los escoltaran y esperaran nuevamente en la fila en el piso de exhibición. NYCC realmente debería volver a un sistema de lotería para el próximo año para evitar que alguien pague por una entrada y pierda la mitad del día en un salón vacío para tener la oportunidad de comprar un juguete.

Lo Bueno: Experiencias Únicas.

Si te dijera que Disney instaló un puesto únicamente para promocionar una atracción de Guardianes de la Galaxia en EPCOT, ¿me creerías? Muchos de los puestos del piso de exhibición presentaban divertidas promociones interactivas como la máquina Adam Bomb Fortune Teller de Garbage Pail Kids o el dispensador de latas de refrescos. Lo de EPCOT presentaba actores con los que intercambiabas artefactos de la Tierra por bolsas de Xandarian Zarg Nuts. Los niños pequeños podían montar ruedas motrices con el tema del Batimóvil  para promocionar la caricatura de Batwheels. En el panel de Marvel, podias tomarte una foto como si fueras una figura de acción en una caja de Marvel Legends. Los jugadores de Yu-Gi-Oh podían enfrentarse directamente en el piso de exhibición en un área dedicada. Y hubo muchas sesiones de fotos con inflables gigantes y estatuas de personajes de One Piece, Stranger Things, Gundam y más. Dondequiera que mirara, había cosas divertidas que hacer si estaba dispuesto a esperar unos minutos para llegar a ellas.

Lo bueno: los cosplayers son asombrosos.

Como siempre, la buena gente de todos los fandoms siempre asombrará al mundo con sus creaciones de disfraces. ¿Había demasiados hombres de mediana edad caminando como Eddie de Stranger Things? Quizás. Pero había tantos robots gigantes, criaturas aladas y. . . bueno, Deadpools como cualquier año. Y felicitaciones a  los muchos que se esforzaron por asombrar de verdad. Se vio a un Mojo real merodeando por los pasillos, un Cable con muchas bolsas pudo haber sido en realidad Cable, y el caballero  caminando completamente vestido por la calle con un gran tiburón inflable se desnudó audazmente hasta quedar en calzoncillos verdes para una representación sorprendente de Namor. . Tambien habia muchos más personajes de fantasía como House of the Dragon y Rings of Power, y muchos menos dúos de Joker y Harley. fue refrescante

Lo diferente:  Detectando Detective cómics.

Históricamente, DC Comics ha mantenido a NYCC a distancia en los últimos años, rara vez instalando un stand en la escala de su principal competidor marvel y favoreciendo a su propio DC Fandome como vehículo de lanzamiento promocional. Este año, realizaron un evento peculiar en Hudson Yards específicamente para que los titulares de sus NFT «Batcowl» lo promocionen. . . algo relacionado con Hush? Jim Lee también se tomó un descanso de sus firmas programadas para un panel de «Jim Lee and Friends», y hubo algunas otras señales de que DC estaba en la casa con paneles sobre Batman y varios de sus programas de televisión. Aún así, dado que la jerarquía de poder dentro del Universo DC está a punto de cambiar tan drásticamente, parecía extraño que no hubiera presencia de The Rock para  Black Adam.

Esos fueron algunos de los puntos a resaltar en este regreso con fuerza de la New York Comic Con de este año.

Si sigues estas recomendaciones, te aseguramos que tendras una experiencia memorable que querras repetir mas de una vez.

¡Por favor siguenos en nuestras redes sociales para compartir gustos y Cultura Geek!
Facebook: C506
Facebook Group: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
Video: YouTube
Te invito  a leer:
https://collectible506.com/c506-como-prepararse-para-su-primer-callejon-de-artistas-en-la-comic-con/
#C506
Pin Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.