(C506-Opinión) Alojado en el Ikkoku

Una vez más iba a escribir acerca del comic americano o español, de los que más idea tengo, pero una fotografía de una ilustración japonesa me colocó en otra dirección. De manga en general apenas tengo idea, pero hay uno en concreto que me fascinó desde que lo vi por vez primera.

Maison Ikkoku (めぞん一刻 Mezon Ikkoku) es un manga de Rumiko Takahashi. Se trata de una comedia romántica costumbrista que narra la relación entre un estudiante universitario, Yusaku Godai, y su casera Kyoko Otonashi, viuda a temprana edad. Los inquilinos de la Maison Ikkoku son a cada cual más peculiar, creando una atmósfera hilarante alrededor de la tragicómica historia de Godai.

yamashita_hotel_manga_s

Maison Ikkoku fue publicado entre 1980 y 1987 por la editorial Shōgakukan en la revista Big Comic Spirits. Debido a su éxito se adaptó para la televisión en 1986 por Studio DEEN en un anime que contó con 96 episodios, un OVA y una película de 1988 conocida como Maison Ikkoku, la película, y también como el desenlace, o capítulo final que conecta con el anime en su etapa final. Hubo un largometraje titulado “Apartament Fantasy” en 1986, que trataba de ser Maison Ikkoku, pero todavía más loca y delirante, que no funcionó, y una adaptación más reciente en imagen real dividida en dos partes entre 2007 y 2008 pero que no consiguió reflejar el espíritu del manga original, aunque se le aproximó bastante.

3bbf593538ea20ea8159bfbade20274d1cdb83a7_hq

Yusaku Godai. protagonista de la serie. Es un joven atolondrado que no consigue nada en la vida y se propone el objetivo de conquistar a Kyoko, la casera de la casa. Tras muchos problemas con los estudios y el trabajo, finalmente consigue hacerse puericultor, debido al carácter suave y un tanto infantil que tiene, un carácter con el que debe lidiar para conseguir hueco en la vida que quiere llevar.

Kyoko Otonashi. Es el personaje femenino principal de la serie. Es la casera del Ikkoku. Su relación con los personajes de la casa es extraña pero al final acaba dependiendo de ellos tanto como ellos de Kyoko. Es una mujer joven recién enviudada que todavía no termina de encontrar su sitio en el mundo y que se va a acercando poco a poco a Godai a pesar de todo. Aunque al principo parece ser una joven dulce, dócil y callada, a medida que avanza la serie, en especial al tratar y a veces chocar con Godai, va dejando ver un carácter temperamental y a veces de “encendido rápido”. El recuerdo de su anterior marido (Soichiro) al cual no puede olvidar es un trauma siempre presente, que se va suavizando con el tiempo y el trato con Godai.

Hanae Ichinose. Ichinose sería la típica ama de casa si no fuera porque le encanta beber y cantar a diario con sus vecinos. La primera en saber y difundir todo chismorreo que se ponga delante y siempre de la forma más punzante posible para Godai.

MaisonIkkoku

Yotsuya. Es el inquilino más raro, misterioso, y desvergonzado de todos. Le encanta chinchar al pobre Godai mofándose de él con su humor tan particular, gorroneándole la comida, poniéndole en apuros con las informaciones que conoce gracias a su continuo espionaje del estudiante. Cada noche, junto con Akemi y la señora Ichinose, ocupan la habitación de Godai para beber y cantar hasta altas horas de la madrugada. Nadie sabe en qué trabaja ni si tiene o ha tenido pareja. Lo único cierto es que a veces su actitud roza discretamente el límite de lo pervertido.

Akemi Roppongi. Es una chica liberal, a la que no le ruboriza pasear semidesnuda por la pensión y casi siempre está bebiendo, como los demás residentes. También le encanta molestar a Godai, también como a los demás residentes. Trabaja en el Snack «Chachamaru» como camarera.

Shun Mitaka, el gran rival de Godai. Entrenador de tenis de Kyoko y la Sra. Ichinose. Quiere comprometerse con Kyoko pero tiene el problema de que le tiene auténtico aborrecimiento a los perros, con lo que no puede aguantar a Soichiro, lo que es un obstáculo para llegar a ella.

Maison.Ikkoku.full.1801011

Pues bien, ya puestos en antecedentes sobre la trama principal y los personajes más principales, puesto que la historia tiene una buena cantidad de secundarios de lo más variado y divertido, que no soy gran aficionado al manga o anime, suelo ser más bien consumidor de cómic-book norteamericano, y sus derivados, entre otras cosas pero es que esta historia ha conseguido atraparme totalmente. Y eso que otra de las célebres obras de la misma autora, Ranma, nunca consiguió captar mi atención. Para mi, la obra cumbre de Rumiko Takahashi, es esta, Maison Ikkoku, una historia realista, cercana, bien planteada, sin estridencias ni efectismos, y con un entorno y personajes muy bien logrados.

Aunque la ambientación es en el Tokio de la primera mitad de los ochenta, podría muy bien ser en cualquier lugar del mundo hoy día, es una serie atemporal, que refleja muy bien la vida de los personajes, personajes, algunos de ellos un pelín excéntricos, pero sin estridencias, un poco como tu y como yo, como cualquier ciudadano de a pie, con sus risas y llantos, y sus anhelos y amores, hasta tal punto que en ocasiones llega a conmover, e incluso puedes llegar a sentirte identificado con sus protagonistas o secundarios. A mi me ocurrió con el protagonista, he llegado a sentir muchas veces ese quiero y no puedo, o ese quiero y no me atrevo, tan característico de Godai, todos somos un poco así como él en una u otra ocasión. Ese puede ser el secreto de una historia a la que el tiempo ha tratado muy bien, porque aunque esté ambientada en el Tokio de los años 80, es algo que podría suceder en cualquier lugar del mundo ahora mismo. No es difícil conectar con los personajes protagonistas, ni con los demás, porque las preocupaciones de los personajes son las de todos: Aprendizaje, familia, amor, trabajo, futuro, vida, en el orden que le apetezca a cada cual. Podría decir que su historia de ficción es la historial real de mucha gente, y contada con una especial sensibilidad y un perfecto equilibrio entre humor, drama, romanticismo, dolor, y unos cuantos ingredientes más perfectamente aplicados.

hqdefault

En definitiva, un manga ( y un anime, pero eso es otra historia) con una narrativa ágil, y con una historia bonita, y sencilla, pero llena de matices, y muy cercana, que te enganchará casi desde el primer momento, tengo los tomos guardados como oro en paño. Particularmente a mi me tiene impresionado su calidad, la emotiva historia de una mujer que busca un modo de seguir adelante con todo lo vivido, y de un chico que lucha por el amor de su vida, a la vez que lucha por una salida laboral viable, dos personas que buscan un mejor mañana, como todos nosotros.

Para seguir leyendo interesantes artículos y noticias, aquí tienes nuestras redes:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

YouTube.

También te podría interesar este otro espléndido artículo:

Anuncian fecha del nuevo manga de Los Caballeros del Zodiaco

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.