(C506) Reseña de Cats

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Quería iniciar está reseña con algo profundo y motivador, pero el filme de Cats no me deja serlo. Cuando algo está distando a serlo, lo será, no intentes forzarlo o tendrás algo como lo que sucedió con este largometraje.

Está película ya había iniciado con una cadena de problemas pre-producción, que se acentuaron aún más cuando el mismo director afirmaba que había acabado de editar este film unas horas antes del estreno. Agregándole la cereza en el pastel está que la misma productora anunció que durante el primer fin de semana de exhibición, se cambiarían los formatos de las proyecciones, ya que los efectos especiales no habían sido acabados.

Cats originalmente es un musical con mucho renombre y peso en la industria del teatro, teniendo presentaciones en Broadway que arrasan con las entradas y arranca de la gente un jubiló entre aplausos y muestras de afecto a los actores en obra. Su contraparte fílmica, solamente te produce una sensación de incredulidad y un poco de incomodidad al ver lo que te están mostrando.

De entrada, tenemos unos gatos antropomórficos que organizan danzas en una noche para tener la oportunidad de renacer en otra existencia. Una trama bastante complicada de digerir pero que funciona en su obra teatral, algo de lo que carece completamente su versión fílmica, ya que al ser la misma historia, no hay un hilo conductor que te ayude a entender todo lo que está pasando. Las situaciones saltan de un lado a otro, sin descanso para el espectador. No termina una cosa cuando ya de lleno están entrando a otra.

A pesar de contar con un cast variado, con personas de renombre como James Corden, Ian Mckellen, Judi Dench o Idris Elba, ninguno aporta lo suficiente para que el film sobresalga. Sobre Idris, que llega a incomodarte el verlo por el hecho de que llega a aparecer “desnudo” en cuerpo de gato. Atrás quedaron sus palabras cuando crítico a Marvel por ser una “tortura” trabajar ahí, además de que no supo que lo que significaban las siglas MCU. Todo esto viene a colación por haber pronunciado en alguna ocasión que las grandes producciones luego son contraproducentes porque no demuestran el verdadero potencial de los actores. Aquí nos demuestra que con dinero, cae más rápido un hablador que un cojo. Destaca también Judi Dench que más que gata parece el León del Mago de Oz.

Es buena como obra, pero en película queda mucho a desear. Al ser musical, el 95% de la película es danza y canto, mientras el resto es algunos diálogos burdos. Hay otros musicales donde si hay una historia que te engancha desde el principio y que se da la oportunidad de meter muchos diálogos como fue Mamma Mía! O Les Miserables. La escenografía se sentía como si se tratara de una obra pero no de una película y, aunado a todo este desastre, me tocó mirar la versión incompleta (sin los efectos terminados).

En conclusión, Cats debió de quedarse como obra teatral, será una mancha negra en el currículum de Tom Hopper después de todos los grandes films que nos ha brindado. La música y la coreografía ayudan a digerir un producto que desde el inicio, no se preparó muy bien y que todos vomitamos como una bola de pelo.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: C506
Facebook: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
Youtube: YouTube.

Te invito a leer:

Entrevista con Dacre Stoker, bisnieto del creador de Drácula

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario