(C506) Reseñas de clásicos, Sin City: Hell and back

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Aprovechando la inactividad obligatoria por la emergencia sanitaria, le tocó lectura a esta miniserie clásica, la séptima y última realizada por el gran Frank Miller (The Dark Knight Returns, Born Again, Sin City, Ronin) acerca de aventuras sucedidas en la ficticia ciudad de Basin City, también conocida como Sin City (o ciudad pecado).

La primera historia ubicada en Sin City fue publicada en Dark Horse Presents Fifth Anniversary Special de abril de 1991 y la última historia publicada en el año 2000, son historias con un estilo Neo-Noir, ya que “giran en torno a hechos delictivos y criminales con un fuerte contenido expresivo y una característica estilización visual. Su construcción formal está cerca del expresionismo”, pero con temas actuales, gráficamente hace uso del alto contraste de blanco y negro en los trazos de Frank Miller.

Se conforma de mini series ambientadas en la ciudad, con personajes recurrentes, aunque sin protagonistas centrales fijos, todos narrados en primera persona, con alto grado de violencia gráfica y erotismo.

En la mini serie en cuestión, “Al infierno de ida y vuelta”, como lo tradujo Kamite en México, el protagonista es Wallace, un personaje sin apariciones previas en la serie, un ex SEAL de la Marina, ahora artista de ingresos reducidos, uno de los pocos personajes realmente virtuosos en la serie, un hombre incorruptible, con valores morales bien establecidos, como mencioné anteriormente, un caso extraño, dados los personajes que Miller nos presentó a lo largo de Sin City.

Wallace es un dechado de virtudes, condecorado con la medalla de honor, todo un G.I.Joe, incluso superior en su destreza física a Marv o Dwight, dos de los personajes favoritos de Sin City y mucho más inteligente que ambos, no sabemos la causa por la que haya dejado la vida militar, pero ahora vive de su arte. La historia comienza con un altercado con su jefe, Purvis, por destruir un trabajo erótico para la revista para caballeros en la que trabaja.

En su camino de regreso a casa tiene que rescatar a Esther, una suicida, a quien lleva a su casa y le presta algo de ropa, salen a platicar y cuando parece que comienza a surgir algo entre ellos, Esther es raptada y Wallace es drogado y posteriormente llevado a la cárcel por dos policías corruptos de la ciudad.

A partir de ahí, Wallace realiza toda una odisea buscando a Esther, de quien se ha enamorado, en su búsqueda, conocemos las entrañas podridas de la ciudad, con sus vicios y sus falencias, reencontramos a muchos personajes conocidos en las miniseries previas, como The Colonel, Manute, el comisionado Liebowitz, Herr Alarich Wallenquist o Delia “Blue Eyes”, incluso vemos apariciones menores de personajes como Agamemnon, Peggy u Otto, el cantinero y conocemos nuevos personajes como Mariah, la asesina de The Colonel, Maxine o el Captain.

Un dato curioso es que la miniserie tiene algunos números en color, a diferencia de las otras historias, las cuales son completamente en blanco y negro, en esta ocasión, sobre todo el pasaje de las alucinaciones de Wallace, son coloreadas por la gran Lynn Varley, multipremiada colorista y en ese entonces, esposa de Frank Miller, con quien ya había trabajado previamente, sobre todo en la obra maestra “The Dark Knight Returns”.

Es durante esta alucinación de Wallace que Miller se da tiempo para presentar a muchos personajes que ha dibujado anteriormente, un pequeño auto homenaje, donde vemos desfilar a personajes tan disímiles como el rey Leonidas de Esparta, Lone Wolf and Cub, el androide ED-209 de Robocop, Big Guy and Rusty the Boy Robot, Captain America, Dirty Harry, Rambo, Martha Washington, Hägar the Horrible o incluso Hellboy, personaje que Frank admira y de quien solo ha hecho algunas ilustraciones, aunque no dibujado “oficialmente”.

La historia tiene los elementos cotidianos de la serie, mucha violencia, drogas, corrupción, traiciones, misterio, erotismo y hasta amor, el final sin querer adelantar mucho es mucho más optimista que lo que estamos acostumbrados en Sin City, lo que, sin querer ser cínico, fue lo que menos me gustó, por lo demás, ésta mini serie de nueve números está bastante entretenida.

¿Ya la leíste? ¿Te gustó? Coméntanos.

Calificación 8.2 /10

Síguenos en nuestras redes:

Página de Facebook:C506
Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito a leer:

Immortal Hulk #33. Bienvenidos al planeta Hulk, un número lleno de terror

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario