(C506) Review – Doom Eternal: Los Antiguos Dioses PS4 PRO 4K

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Queridos colegas, sinceramente Doom no necesita presentarse, y ya hemos hablado y transmitido mucho de este glorioso juego que se vino a patear la industria en una muy buena manera, pero quiero decirles que si ustedes disfrutan Doom, Eternal: The Ancient Gods – Part One es carnita caliente en la BBQ del terror y la adrenalina.

El Slayer ha regresado en la primera entrega de una nueva expansión tan implacable y tremenda, que incluso para aquellos que creen que dominaron el juego base, van a ser revolcados.

Oficialmente tenemos de nuevo una gran y necesitada cantidad extra de más DOOM Eternal, con un nuevo condimento.

Cuando todos piensan en DLC, nuestro cerebro sugiere que es algo bastante y corto. Y aunque solo hay tres nuevas misiones para explorar, de ninguna manera les falta contenido a ninguna.

Cada una con nuevos entornos y secretos, y eso te llevará unas 11 horas para acumular créditos.

Recordemos que existe una historia muy buena en DOOM Eternal, no es así? Ha, apuesto a que muchos son como mi amigo Josue de nuestro show de SÁBADOS EN GEEK, perfecto jugador, perfecto en dar skip.

Resulta que debemos masacrar a las legiones del infierno, y el caso es muy similar con The Ancient Gods. Tras los eventos del juego base, un desequilibrio de poder en el universo ha obligado a las facciones malvadas a hacer un intento más por el primer puesto.

No queremos meternos en Spoilers. Lo hemos podido jugar en PS4 PRO en 4k y la gloria es tremenda, también lo jugamos en un rig de corei9 con 16 gigas en una portátil ROG y se mueve hermoso. Gracias a Bethesda por la copia de prueba de hecho también cubrimos el juego original y estamos jugándolo en redes sociales hoy literalmente:

Facebook.com/c506latam

El juego es intenso y de ritmo ágil. El estudio con sede en Texas no se ha metido con lo que funciona bien, en los meses transcurridos desde el lanzamiento de DOOM Eternal, por ende damos inicio y vamos sumergidos de cabeza en la acción.

Seguimos con los Glory Kills, la recompensa de salud, hay un buen heads up con el Flame Belch, se libera una armadura cuando los enemigos incendiados son derrotados y la motosierra genera munición para todas tus armas después de una masacre.

Esto es Doom, de nuevo algunos quizá nos cueste reajustarnos a los controles, ya que Doom Eternal no es cualquier Shooter y si te descuidas te van a wipear. Pero nada que no se resuelva entrenando una media hora.

Las secciones de plataformas están de regreso y mejor que nunca, lo que te obliga a analizar adecuadamente tu entorno y encontrar una forma de progresar sabiendo que haces la ruta correcta.

Ya sabemos que estas se ponen tediosas, pero la verdad las plataformas siguen siendo divertidas.

ID Software ha duplicado su visión de DOOM y la serie es mucho mejor por ello. Todo es mejor con ganchos.

Las nuevas ubicaciones ayudan a dar un soplo de aire fresco a esas mecánicas probadas, y la expansión no defrauda a este respecto. Comenzando en una gigantesca plataforma petrolera antes de dirigirse bajo el agua a su guarida subterránea, la primera parte está repleta de escenarios impresionantes que merecen admiración. Incluso introducen formas nuevas de mover una pelea por un área más grande.

Ahora el juego es aun mas difícil, en realidad es el nivel de dificultad general el que se siente como el mayor cambio de juego cuando se compara The Ancient Gods con la experiencia básica.

Si no has jugado este juego desde su lanzamiento, van a morir un par de horas, yo recomiendo no irse al DLC de primero.

El DLC no tiene miedo de dejarse ir con todo desde el primer momento y eso podría llevarte a reducir la dificultad, al menos para empezar.

The Ancient Gods es persistente en su adhesión a lanzar olas y olas de los enemigos más resistentes del título para luego solo hacerlo todo de nuevo unos minutos más tarde, pero con muchos peores enemigos.

Yo incluso necesitaba activar dificultad fácil en las arenas, realmente no debemos creernos superiores, el juego viene con todo y quiere humillarnos, pero no estúpidamente, sino de manera justa.

Para resaltar, y obvio todos lo esperábamos. Las legiones del infierno también se han visto reforzadas por tres nuevos tipos de enemigos.

Cada uno de ellos ocupa un lugar central en los tres niveles diferentes, van desde torretas y arpías temporalmente invulnerables hasta un espíritu que posee otros monstruos para mejorar su producción de daño y su reserva de salud, un buff, podríamos decir.

Tendrás que aprender rápidamente sus debilidades e incorporarlas al cambio entre la salida ofensiva y defensiva.

La musica no es realmente tan maravillosa como en la base, pero los tonos son correctos y adecuados, al final, no es Doom si no hay Metal y hay muchísimo.

DOOM Eternal: The Ancient Gods es mucho más del mejor juego de first person shooter de 2020.

No hace nada dramáticamente diferente del juego base, sino que deja que su fenomenal ciclo de juego se deleite en nuevos entornos y contra nuevos enemigos.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Página de Facebook : C506
Grupo de Facebook : C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
Youtube: Canal de YouTube.

Por favor sigue leyendo…

Doom Eternal, la reseña del juego más Metal y delicioso de la Saga

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario