(C506) The Authority, reseña de un clásico

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

En 1999 Warren Ellis (DV8, Transmetropolitan, Stormwatch) y Bryan Hitch (The Ultimates., Stormwatch, JLA) crearon el comic The Authority, un equipo de superhéroes singulares, con personajes que Ellis creo previamente para la serie Stormwatch, del subsello editorial Wildstorm, originalmente parte de Image Comics y posteriormente vendida a DC Comics, aunque en ese momento funcionaba como un universo independiente bastante exitoso, con series como Planetary, Stormwatch o Wildcats, entre otros.

El equipo estaba conformado por:

  • Jenny Sparks. Un “bebe del siglo” uno de los seres nacidos el 1 de enero de 1900 con súper poderes, considerada el “espíritu del siglo XX”, líder de The Authority.
  • Midnight. Es un vigilante, sus orígenes son desconocidos, pero fue bio-diseñado para tener habilidades mejoradas, súper fuerza, mayor agilidad y curación acelerada. Sus mejoras neuronales le permiten predecir cualquier movimiento que pueda hacer un enemigo y contrarrestarlo perfectamente. Obvio homenaje a Batman.
  • Apollo. “El Dios del sol”, una batería viviente, con poderes asociados a la luz del sol (léase Superman), abiertamente gay y con identidad civil desconocida, pareja formal de Midnighter.
  • The Doctor. Es un título otorgado a los Chamanes Planetarios que han sido elegidos por la Tierra y por los Doctores anteriores para reparar y cuidar todo el planeta. Mientras haya habido vida humana, siempre ha habido un Doctor elegido por la Tierra. Cada vez que un Doctor muere, su espíritu se mueve hacia el Jardín de la Memoria Ancestral, al que el Doctor actual puede acceder para obtener conocimiento y tutoría de doctores anteriores.
  • The Engineer. Angela Spica, su cuerpo está hecho de maquinaria líquida que puede transformarse en diferentes armas.
  • Jack Hawksmoor. Frecuentemente secuestrado por seres del futuro y lo estaban secuestrando para prepararlo para salvar el mundo. Durante cada secuestro, le extrajeron órganos le implantaron, dolorosamente, tecnología que le permitieron interactuar con las ciudades de maneras extrañas.
  • Swift. Shen Li-Men. Cuando un cometa pasó por la Tierra, activó una peculiaridad genética en algunas personas que se manifestaría en súper poderes, Swift fue una de ellas, tiene sentidos mejorados similares a los de los pájaros; audición y vista superiores, es capaz de sentir o “leer” el aire para localizar cosas en movimiento y escuchar mentalmente los ritmos biológicos del planeta, vista, velocidad y fuerza sobre humana.

El cuartel de The Authority es The Carrier, una nave espacial del tamaño de una ciudad, con un universo joven comprimido que lo alimenta y provee de energía, capaz de navegar por dimensiones y que puede estar en varios sitios a la vez.

Los primeros doce números estuvieron a cargo del equipo de creadores, Ellis y Hitch, dividida en tres arcos argumentales de cuatro números, ahí vimos a The Authority escindirse de las autoridades gubernamentales de todo tipo, así, en el primer arco el grupo lidia con un terrorista internacional y su ejército de super humanos, en el segundo arco, una invasión desde una tierra paralela, por último, enfrentaron al mismísimo Dios, al menos, como lo mencionan “la mente que dirigió la formación de la Tierra desde la proto-materia del joven sistema solar”

En esta etapa, vemos a The Authority enfrentando las amenazas como cualquier equipo de superhéroes, más sanguinariamente de lo habitual, pero hasta ahí, mucha acción y argumento simple, no por ello hablamos de un mal cómic, es bastante entretenido y magníficamente ilustrado, al término de esta etapa muere Jenny Sparks y el equipo creativo deja el título en manos de nuevos autores.

Unos jóvenes Mark Millar (The Ultimates, Civil War, The Secret Service, Kick-Ass) y Frank Quitely (All Star Superman, New X-Men, The Invisibles) toman las riendas a partir del número 13 y Millar lo escribe hasta el número 29, con un enfoque mucho más político, con mayor crítica social y con reproche hacia los comics de superhéroes a quienes reprocha por pelear cada semana para mantener su statu quo sin hacer ninguna diferencia en realidad.

En esta etapa Jack Hawksmoor dirige el equipo, en el primer arco deben pelear con un grupo de mercenarios que satirizan directamente a los Avengers de Marvel, para rescatar a la reencarnación de Jenny Sparks, quien emerge en el sureste asiático para ser el espíritu del nuevo siglo, aquí Millar se burla del concepto de superhéroes, quienes están atrapados en el mismo concepto desde su creación, incluso, el antagonista es un “homenaje” a Jack Kirby, caricaturizado, sí, pero es la mente que creó cientos de superhéroes y definió su camino y que ahora manda a sus esbirros, sus creaciones, a secuestrar a la nueva encarnación de Sparks, para moldear el nuevo siglo, una buena metáfora de cómo, después de tanto tiempo de existir, los comics “mainstream” siguen funcionando bajo los mismos parámetros generales.

En este sentido, Millar presenta a The Authority, como una ruptura, son abiertamente radicales, asesinos si se necesita, libres pensadores, pro gays, sexualmente activos, transgresores, buscan cambiar, realmente, al mundo y hacerlo un mejor lugar, no dependen de ningún gobierno, los dictadores y presidentes también pueden ser sus enemigos, confrontan también, a los grandes capitalistas, los verdaderos dueños del mundo, a los dirigentes de la economía global, buscan erradicar la pobreza y el hambre, se interesan por los grandes problemas del mundo y no solo del súper villano en turno.

Pero del mismo modo nos muestran sus falencias, son atraídos por el glamour, las fiestas, su condición de rockstars, de celebridades mundiales, les atraen el alcohol y el sexo, las drogas, quieren moldear al mundo en función de su propia perspectiva, de sus parámetros morales, pero se convierten, también, en dictadores que no pueden ser desafiados o contenidos, sus intromisiones son a escala global, no hay frontera ni soberanía que los detenga, en esta parte nos recuerda la gran miniserie de Squadron Supreme de Mark Gruewald, donde un equipo de súper héroes toma el control de Estados Unidos buscando implementar una utopía.

The Authority es considerado un equipo de antihéroes, personas que buscan el “bien mayor” utilizando todos los medios necesarios, pueden matar, asesinar a sangre fría, torturar, derrocar líderes de estado, engañar o hacer lo que sea con tal de salir avante, no son los héroes que existían antes de los 80’s, bajo muchos parámetros pueden ser considerados villanos, pero son sus buenas intenciones las que los ponen “del lado de los ángeles”.

Millar los enfrenta, incluso, a la Tierra misma, también a sus duplicados patrocinados por el G7, los multimillonarios que están hartos de la intromisión de The Authority y hasta al gobierno estadounidense, el comic se vuelve cada vez más polémico, al grado de sufrir censura de la editorial, algo que nunca olvidaría Mark Millar quien, hasta la fecha, no ha vuelto a trabajar con DC Comics, las escenas de necrofilia, de violencia extrema situada en Nueva York, poco después del 11 de septiembre y escenas donde los miembros de The Authority eran humillados y degradados fueron suavizadas, además que se le consideró poco patriota por su intervencionismo militar al liquidar, literalmente, al presidente de Estados Unidos.

En esta etapa, además de Quitely, trabajaron en los lápices Chris Weston, John McCrea, Dustin Nguyen, Arthur Adams y Gary Erskine, lo que le genera algunos altibajos en el aspecto gráfico, pero en general el resultado es satisfactorio.

En el volumen dos, de la serie, el argumento queda en manos de Robbie Morrison (White Death Graphic Novel, 2000 AD: Nikolai Dante), pero ese estema de otra reseña.

¿Ya la leíste? ¿Te gustó? Coméntanos.

Calificación 9/10

Síguenos en nuestras redes:

Página de Facebook:C506
Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito a leer:

(C506) Skyward, un comic que explora el mundo sin gravedad

 

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario