(C506) Southern Bastards Vol 4. La crudeza del sureste gringo en todo su esplendor

Escritor: Jason Aaron (The Mighty Thor, Wolverine y PunisherMAX). Dibujo: Jason Latour (Wolverine, Winter Soldier, Spider-Gwen).

open-uri20170922-4-f849uqEl entrenador Boss tiene dominio sobre Craw County por una razón: gana partidos de fútbol. Pero después de la peor derrota de su carrera, el entrenador debe convertirse en un criminal más que nunca, si quiere mantenerse por delante de sus enemigos.

Enemigos como Roberta Tubb, que ha venido a la ciudad con una ametralladora y algunas preguntas serias sobre cómo murió su papá.

¡El comic del crimen sureño, ganador del Premio Harvey 2015 (Mejor Serie Nueva) y el ganador del Premio Eisner 2016 (Mejor Serie Continua) de JASON AARON y JASON LATOUR regresa para otra ronda de fútbol, ​​barbacoa y derramamiento de sangre!

Southern Bastards es una de las obras más personales de Aaron y Latour, relata lo que sucede en el pueblo de Craw County, un pueblo genérico del sur de Estados Unidos donde lo único emocionante es el fútbol americano, tiene un equipo dirigido por el viejo entrenador Boss, un maldito inescrupuloso que en realidad dirige al pueblo, junto con sus maleantes golpeadores, por encima del sheriff local y del alcalde.

429414__SX1280_QL80_TTD_En el tomo uno fuimos testigos de cómo Euless Boss mata a Earl Tubb quien quiso limpiar el pueblo con un palo, igual que su padre antes que él, este primer tomo se centró en Tubb, sus motivaciones y en la fotografía de Craw County para que el lector entendiera el ambiente opresivo de la zona sureña.

En el segundo volumen, Aaron nos presenta la historia de Euless Boss, un joven que creció con un padre abusivo, alcohólico y de muy malas compañías, Euless quiere ser parte del equipo de americano del pueblo, específicamente linebacker, no tiene la fuerza ni las habilidades para lograrlo, pero gracias al apoyo del viejo Big, un negro, anciano y ciego, gracias a su tremenda fuerza de voluntad y convicción entra al equipo, pero no es una historia feliz, tal vez una historia de superación realista y deprimente.

Jason Aaron nos obliga a sentir empatía por el «villano», logramos entender sus motivaciones y obsesiones, sus fracasos y rencores, no lo vuelve un héroe, pero lo vuelve creíble, además que nos da un excelente personaje de apoyo en el viejo Big, aunque tengo que decir que no me satisface del todo el aire Zen/Jedi que le otorga.

southern-bastards-tome-4-southern-bastards-tome-4

Latour, por otro lado, nos atrapa visualmente con su trabajo en tonos ocres, rojos y azules, trazos fuertes y crudos, nos transporta perfectamente al sur de Estados Unidos con todo lo que implica.

El tomo 3 me parece un tomo de transición, donde se enfocan en el coach Euless Boss y su mano derecha el entrenador Bigg, se sigue describiendo a personajes «secundarios» para que entendamos mejor lo que sucede en el pueblo de Craw County, conocemos como llegó a ser el alguacil Hardy, la influencia de Esaw Goings y su manejo de los matones de Boss, también una semblanza del recto y autoexiliado Reacon Boone, incluso del auxiliar Materhead.

Por último, conocemos la llegada de Roberta Tubb, hija del asesinado Earl Tubb, hasta ahora un personaje estereotípico, soldado, negra, experta en combate cuerpo a cuerpo con problemas que resolver con su padre, etc.

En este cuarto tomo, que recopila los números del 15 al 20 de la serie original, vemos como, tras la muerte del auxiliar Biggs, el equipo se le deshace al entrenador Boss, comienzan a perder partidos de forma deplorable, como nunca antes, llevando a la desesperación a Boss y a sus secuaces, que toman la decisión de ayudarse con acciones “extracancha”, cayendo en una espiral de desesperación que parece insalvable, pero vemos a Boss en todo su esplendor, reaccionando como lo ha hecho toda su vida.

Mientras esto pasa, en el pueblo, hay gente fraguando la caída de Boss para tomar las riendas del pueblo, esperando que los resultados negativos del americano les proporcionen la oportunidad de actuar.64137-big

Los dos primeros tomos de esta serie me encantaron, en el tercero y en éste, sentí un bajón, como un arco de transición, pero aun así bueno, se transmite perfectamente el ambiente opresivo, racista, religioso y «atrasado» del sur de Estados Unidos y su pasión por el fútbol como parte importante de sus aburridas vidas.

En el tomo, Latour relata que hubo retrasos en la publicación de los números que lo conforman debido a la muerte de su padre y del padre de su editor Sebastian Girner y que debido a la enorme carga emocional en el comic incluso tuvo que apoyar Criss Brunner con los trazos del #18 (se nota la diferencia de dibujo, a la baja, desgraciadamente).

El desenlace de este tomo es insospechado, Aaron le da un giro con la participación de un personaje inesperado, pero lo siento demasiado irreal, fantasioso, no va con las motivaciones del personaje de Roberta Tubb, rompe la línea del comic, hasta ahora, de realista-costumbrista, sinceramente espero que no lo haya echado a perder.

No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales:

Facebook: C506
Facebook GRUPO: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
Youtube Canal de YouTube.

Entre otras noticias te recomiendo:

(C506) Get Jiro, Blood and Sushi. Una buena precuela…pero innecesaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.