Downton Abbey – reseña de la película *SIN SPOILERS*

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

A pesar de que existen un sinnúmero de series inglesas que se llevan a cabo en magníficas y ancestrales mansiones, con familias de abolengo que pasan por situaciones ajenas a todos aquellos sin ascendencia aristocrática, intrigas y romances puros y castos, con un toque de malicia, Downton Abbey es, sin duda alguna, la reina indiscutible de todas ellas.

Tan no se puede poner en tela de juicio su reinado, que ya tiene su propia película, la cual se estrena en México el viernes 1º de noviembre, y la cual los fans amarán mucho más que los ingleses a la hora del té.

El guión fue escrito por el creador de la serie, Julian Fellowes y la dirección corrió bajo la batuta de Michael Engler (The Chaperone), reuniendo a la mayoría del elenco original, con excepción de Lily James (Mamma Mía! Here We Go Again), cuyo personaje, Lady Rose, no regresó para esta gran ocasión.

Y vaya que el hecho que desata la trama de la película es una GRAN ocasión: la visita del Rey Jorge V y la Reina María a Downton.

La historia da inicio en 1927, casi año y medio después del final de la serie, el cual dejó a las hermanas Edith y Mary Crawley felizmente casadas y con hijos (como buenas damas de sociedad), a Lord y Lady Grantham haciéndose cargo de Downton, a Thomas como el mayordomo principal y al señor Carson “disfrutando” de su retiro. Un día cualquiera en Downton Abbey.

Toda esta tranquilidad se ve alterada con la noticia de la visita real, la cual no sólo trae a sus Majestades a la finca, sino también a sus propios sirvientes que buscarán hacerle la vida un poco más complicada al “staff” habitual de Downton, un pariente lejano de los Crawley con un misterioso pasado, intrigas políticas, la redención de un sombrío personaje y, el ácido humor de la Condesa viuda, magistralmente interpretado por Maggie Smith. Todo esto envuelto en la fastuosidad, encanto y aura única que han distinguido a esta saga desde su inicio.

 Esta pieza podría considerarse más un capítulo de antología que una película, una hermosa postal de situaciones suaves que mantienen el ritmo y sostienen la narrativa de tal forma que jamás hay un momento aburrido o de relleno, y todo se hila perfectamente sin dejar cabos sueltos.

Los últimos minutos funcionan como una suerte de epílogo, el cual le da un futuro firme a cada uno de los personajes, y al mismo tiempo permanece lo suficientemente abierto para que el espectador deje volar su imaginación y decida qué es lo que sucede con cada uno de ellos.

Sí, quizás esta película era totalmente innecesaria, pero al igual que un título nobiliario en pleno siglo XX (XXI, pues), es bonito tenerlo.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook: C506
Facebook: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
Youtube: YouTube.

En otras noticias:

Zombieland: Tiro de Gracia. Reseña *SIN SPOILERS*

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario