El por qué a Alan Moore no le gusta la película basada en Watchmen

Como ya lo hemos mencionado con anterioridad, el auge de las películas basadas en comics está en su punto de ebullición, dejando cifras millonarias a los estudios y dando muchísimo de qué hablar a fanáticos y detractores.

Es bien sabido que hay muchos creadores de comics que disfrutan enormemente con todo lo anterior dicho; los ejemplos más claros: Stan Lee, Mark Millar, Frank Miller, en menor medida Brian Lee O’Maylley y, en futuras fechas, Todd McFarlane. Los vemos haciendo cameos en las cintas, dando su punto de vista en decisiones narrativas y hasta colaborando en los guiones. Pero, como todo en la vida y en el arte, siempre hay una contraparte que ha de dar equilibrio a las cosas; en este caso específico, aquellos autores quienes no están muy contentos con toda la euforia.

Uno de los artistas que más se ha hecho popularidad con esto último es Alan Moore, considerado por muchos como el mejor escritor en la historia del comic. El oriundo de Inglaterra ha aprovechado más de una oportunidad para externar su inconformidad ante esta “moda” siendo el estreno en cines de su obra cumbre, Watchmen, el detonador de su máxima detracción.

alan-moore-header-1

Pero ¿a qué se debe que tal leyenda no esté de acuerdo con ver sus obras revisadas en la gran pantalla? Principalmente a dos factores:

  1. Un mal sabor de boca

Watchmen no es la primera ni la única obra de la autoría de Moore que haya sido versionada en cines; anterior a ella, tenemos From Hell, V for Vendetta y The League of Extraordinary Gentlemen.

En el primer caso, la película protagonizada por Johnny Depp pasó sin pena ni gloria por las carteleras, hecho que terminó por ser indiferente a Moore. En el segundo, el autor externó su descontento con las decisiones que se tomaron para “deformar” la trama para que esta pudiera adaptarse. Pero el colmo y punto de inflexión para la cólera de Moore surge a raíz del último caso, pues tal fue la molestia del escritor que terminó declarando: “La única similitud que hay entre mi obra y la película es el título.”

Como ustedes comprenderán, con tales antecedentes, es natural que un autor sienta frustración y desconfianza ante las propuestas de adaptaciones de sus obras.

6ba53886216d231ed45cbd957bcd4880

  1. El Genio del Genio

Tanto los fanáticos como editoriales, escritores, dibujantes y hasta medios de comunicación y críticos saben que el carácter de Moore es de armas tomar. Es muy fácil que alguien con esa personalidad explote, pero es importante recalcar que él no es así sólo porque sí.

Moore tiene una muy arraigada creencia de que debe anteponerse el trabajo de uno a cualquier otra cosa. Hacer buen arte y dar tu mejor esfuerzo para crear una gran obra es más importante que el dinero, la fama y demás cosas que puedan resultar triviales para la creación artística, y condena que las grandes empresas den prioridad a dichas trivialidades, provocando cierto rencor en el escritor a tal grado de no estar satisfecho con obras que ha creado.

El mejor ejemplo de lo anterior lo encontramos al revisar The Killing Joke, considerado uno de los mejores y más influyentes comics jamás escritos y que, a pesar de ello, Moore califica como “mediocre e incompleta”, pues la idea que él tenía al principio discrepa enormemente de la que todos conocemos y culpa a DC Comics por ello. Según cuenta, las decisiones que los ejecutivos tomaron con su obra sólo “mutilaron su concepto”. Con todo y eso, Moore nos entregó una obra espectacular ¿se imaginan si la hubiera presentado como él quería?

Todo lo descrito en este punto 2 y considerando el primero, hace que quien les escribe recuerde una frase de la jerga popular mexicana: “están viendo que el perro es bravo y le patean la reja”.

moorealan

Ahora bien, la película de Watchmen está catalogada por expertos y público en general como una de las mejores, sino es que la mejor película de superhéroes jamás creada y ha alcanzado el estatus de culto hoy en día. Contrario a lo que podría parecer, a Moore tampoco le agradó la idea y lo explica contundentemente con las siguientes palabras:

No debería haber gente interesada en una película de Watchmen porque es imposible de hacer. No porque el cine no tenga el potencial de hacerlo, sino por el modo de trabajar de Hollywood. Ellos asumen que, si algo ha sido escrito una vez, es bueno, dos veces, es muy bueno, y tres veces será excelente. Al final, del guion original va a quedar muy poco en pantalla. En los comics tengo el control absoluto y me parece ridículo renunciar a ése control por el oro de Hollywood.

watchmen

Luego de ver la película, Moore se inmiscuyó en procesos legales para solicitar que su nombre sea retirado de los créditos y que las ganancias que le corresponderían por ser el autor intelectual se repartiesen entre el reparto. Desde entonces, ninguna obra de Alan Moore ha sido considerada para ser adaptada al cine.

Podría parecer que Moore tiene cierta razón, podría parecer que su soberbia es desmedida; pero antes de sacar conclusiones debemos tener en mente lo que hace al arte tan fascinante: su subjetividad. Quien tenga la razón, al final, se determinará desde los ojos de quien lo vea.

55b4907e4ce91927b4fbd2a5632cf184

¿Qué opinas de esto? No olvides compartir tus ideas con la comunidad de C506 y difundir este y todos los artículos con tus contactos. Cada día hay información nueva e interesante de la comunidad Geek.

Mantente al día de todas las noticias de nuestra comunidad sólo en C506. Aquí están los zeldas:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

 

¡Conoce a C506! Lee este artículo que podría gustarte:

De Rerum Hystoria – Silent Hill

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.