Immortal Hulk #36. El gigante esmeralda siempre hiere

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Y tenemos de regreso al tándem estelar de este título, con Al Ewing (Avengers, Contest of the champions) como escritor y a Joe Bennett (Deathstroke, Savage Hawkman, Thor) en los lápices, a este último ya se le extrañaba pues había dejado de aparecer en los recientes números.

En el número previo vimos como la imagen pública de Hulk mejoraba sustancialmente al grado de convertirse en una celebridad después de que acabara con la amenaza de Dario Agger, CEO de ROXXON y de Xemnu, el falso Hulk.

Sin embargo, no hay felicidad permanente para Hulk y en el número previo, durante un evento público, Rick Jones, controlado por The Leader, provoca en Hulk una explosión Gamma que mata a muchas personas a su alrededor y prácticamente destrozando al mismo gigante verde y a Rick.

Tras estos sucesos, Hulk regresa como el Savage Hulk, completamente desubicado y con un enorme conflicto moral por lo que ha sucedido, todo esto mientras el cuerpo deforme de Rick sigue con “vida”, todo es confusión y Gamma Flight es enviado para contener al monstruo, quien, sin embargo, solo se encuentra asustado, confundido y triste por lo sucedido.

En la escena se encuentra nuestra conocida reportera Jackie McGee, quien entiende lo que le está sucediendo a Hulk e intenta acercarse para confortarlo, sin embargo, a partir de la llegada de Gamma Flight, todo se vuelve una verdadera locura, una cacofonía de violencia y horror de donde no puede salir nada bueno.

Tal vez sea porque he seguido muy de cerca esta serie y es una de mis favoritas de la industria en este momento, pero creo que este número es MUY bueno, desde el aspecto gráfico de Bennett que maneja perfectamente el terror corporal con Rick y su cuerpo deforme o la transformación de Absorbing Man, pasando por la tristeza y desesperación de un “aniñado” Hulk, hasta las escenas de combate, deslumbrantes como siempre, pero creo que es digno de resaltar el guion de Al Ewing, quien ha entendido perfectamente al gigante esmeralda y trabaja, cada número, para que el lector también lo haga.

El enfoque en los sentimientos de Hulk nos remite a la clásica historia del monstruo incomprendido, que no sabe cómo controlar lo que sucede a su alrededor y termina sumido en una vorágine de violencia que él deseaba evitar, pero también vemos las implicaciones de las batallas de los “superhéroes” en la “gente común”, Ewing ha trabajado en delinear a los ex convictos, Absorbing Man (Carl Creel) y Titania (Mary MacPherran) para que sepamos que no son simplemente “malos”, son seres complejos que están del lado del gobierno buscando hacer bien las cosas e intentando alcanzar una redención casi imposible, además tenemos a Puck (Eugene Judd) dirigiendo, como puede, al grupo contra un rival prácticamente invencible, con las consecuencias, previsibles, de un enfrentamiento así.

Se extraña a Paul Mounts en los colores, ya que en este número es sustituido por Matt Milla, que hace un trabajo bastante decente, pero creo que, por momentos, sus colores son demasiado pálidos para la intensidad de las acciones.

En el caso del gran Alex Ross en las portadas, no se si sea por la carga de trabajo, pero creo que esta última portada es de las mas “sencillas” de su catalogo, entendiendo que aun así es sobresaliente.

Un buen número, además que nos garantiza el regreso de un complicado enemigo.

¿Ya leíste este número? ¿Te gustó? Coméntanos.

Calificación 9 /10

Síguenos en nuestras redes:

Página de Facebook:C506
Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito a leer:

Thor #6. Heraldo de nadie, gran final

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario