La boda de la abuela – reseña SIN spoilers

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Hay ocasiones en las que un evento cotidiano que une a la familia puede resultar en una ocasión extraordinaria, pongamos como ejemplo algo tan trivial como una boda.

En El Padrino (Francis Ford Coppola, 1972), la boda de Connie Corleone es sólo el chispazo que desata una serie de acontecimientos para que Michael, su hermano, termine siendo el jefe de la Cosa Nostra neoyorquina; en La Boda de mi Mejor Amigo (P.J. Hogan, 1997), el personaje de Julianne Potter nos hizo odiar a Julia Roberts; en Mamma Mía! (Phyllida Lloyd, 2008), Meryl Streep nos demostró que ni todo nuestro amor por ella hace que sepa cantar.

Es decir, películas de bodas hay muchas: buenas, malas, mediocres, graciosas, conmovedoras… y luego está La Boda de la Abuela (Javier Colinas, 2019), una película que hace que reconsideres casarte, reunir a la familia o apoyar al cine mexicano.

La premisa de esta película, secuela de El Cumple de la Abuela (Javier Colinas, 2016), no es mala en sí, ya que es un lugar común que ya hemos visto en películas como El Padre de la Novia (Charles Shyer, 1991) o La Familia de mi Esposo (Jay Roach, 2004): una boda en la que las familias de los novios, diametralmente opuestas, se conocen por primera vez resultando en situaciones SUPER graciosas, ¿qué podría salir mal?

En el caso de La Boda de la Abuela, TODO.

La historia principal pasa a segundo plano para darle foco a narrativas secundarias irrelevantes, aburridas e innecesarias, dejando de lado la oportunidad de explotar el evento que da nombre a la película: la mentada boda de la mentada abuela, quien, dicho sea de paso, también pasa a no a segundo, sino a tercer plano, sólo como personaje de relleno, desperdiciando el potencial de la talentosísima Susana Alexander que no logra brillar en la pantalla, lo cual sólo se puede adjudicar a una muy pobre dirección.

Asimismo, el papel de Macaria (suegra de la abuela) es uno de los más infravalorados y, de nuevo, desperdiciados, ya que era un personaje del que podría haber salido mucha “carnita” y fue simplemente hecho de lado para dar más tiempo en pantalla a los odiosos nietos interpretados por Luis Arrieta y Marimar Vega.

El guión es flojo, inconsistente y con muchísimos huecos, ya que se apoya excesivamente en referencias a su precuela, por lo que si no has visto El Cumple de la Abuela no entenderás qué está sucediendo.

Y ni qué decir de los aspectos técnicos: un muy pobre trabajo de fotografía, mala calidad de sonido (en especial durante la *gasp* boda), falta de ritmo durante la edición y cortinillas dignas de tu canal favorito de televisión local.

Obviamente esta película no busca un Ariel (cuando mucho un Premio TvyNovelas), ni pasar a los anales de la cinematografía nacional, sino “reivindicar la comedia en el cine mexicano”, pero a pesar de lograr sacar algunas risas bastante fáciles, es una película nada memorable que además amenaza con una tercera y (por favor) última parte.

Encuéntranos también en redes sociales y comparte tu opinión con nosotros:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Sigue leyendo:

Reseña de Chicos Buenos *Sin Spoilers*

 

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario