Los tres elementos que guarda Unreal Engine 5 para revolucionar la industria del videojuego

Unreal Engine. La revolución visual ha comenzado. Epic Games acaba de presentar de manera oficial la última versión de su espectacular motor gráfico, Unreal Engine 5. Si bien es cierto que el software ya fue puesto en circulación hace meses bajo acceso anticipado, es ahora cuando llega a todo tipo de usuarios de forma íntegra y gratuita. En el acto de presentación se mostraron todas las tecnologías que conforman UE5, además de la demo técnica creada por The Coalition, la compañía desarrolladora que está detrás de la franquicia Gears of War.

En este último año han desfilado por la pantalla algunas demostraciones de videojuegos que han sabido incorporar el encanto de este nuevo Unreal a su apartado visual. Títulos como Fortnite Batlle Royale o The Matrix Awakens han dejado intuir con fuerza cuál es el potencial gráfico que acumula una herramienta de esta envergadura, cuya aspiración principal pasa por alcanzar la hiperrealidad a base de imágenes de altísima resolución, minuciosos tratamientos de la luz y del detalle, renderizados de primer nivel, texturas fotorrealistas y efectos que logran debilitar la frontera que media entre los planos ficticios y los reales.

TSR

Unreal Engine 5 está llamado a ser el timón que marque el rumbo de la nueva generación de videojuegos que está por venir. No estamos ante una concepción aleatoria en torno a esta tecnología, sino que llega fundamentada por los elementos que intervienen en todo este trabajo de fondo gráfico. Es el caso de Temporal Super Revolution (TSR), un instrumento diseñado para multiplicar la resolución de cada imagen, incluso cuando esta se mueve en cifras de definición mucho menores. De esta forma, es posible conseguir el 4K a partir, por ejemplo, de 1080 líneas horizontales, siempre bajo la idea de incrementar la escala de las imágenes, pero manteniendo el máximo nivel de detalle posible.

TSR se asegura con esta mecánica no sólo la opción de aportar un mayor nivel de fidelidad, sino también el hecho de ganar en muchas ocasiones hasta el doble de rendimiento. Se trata de una herramienta bastante conocida en el sector, como hemos podido ver en configuraciones avanzadas de NVIDIA DLSS o AMD FidelityFX, lo que da cuenta de cierta garantía de éxito a la hora de su aplicación. Más allá de esto, TSR aporta de igual modo una interesante reducción de parpadeo en las secuencias, y además es compatible con todo tipo de hardware que admita Unreal Engine 5.

Lumen

Lumen es otra de las tecnologías clave dentro del nuevo Unreal. Se trata de un software que llega para hacer del tratamiento de la iluminación un recurso específico que domine aspectos como el brillo, el reflejo o el recorrido de la luz en todo tipo de escenarios. Epic Games ha conseguido así crear una herramienta especialmente dinámica para perfeccionar el carácter hiperrealista de cada uno de los componentes de los entornos de un videojuego. Su rendimiento se presenta además como otro valor añadido, y es que Lumen tiene la capacidad de mantener siempre el mismo nivel de productividad con independencia del tipo de escenario que se le presente, ya sea un habitáculo reducido e iluminado con luz artificial o un extenso terreno al aire libre bajo el sol.

La gran ventaja de Lumen reside en el bajo nivel de recursos que exige al hardware en el que se instala. En este caso, a diferencia de otras técnicas computacionales de iluminación, el proceso se lleva a cabo sin necesidad de emplear complejos cálculos algorítmicos, facilitando de este modo el hecho de estar disponible para un mayor número de usuarios.

Nanite

Unreal Engine 5 tampoco desatiende el apartado geométrico. De ello se encarga Nanite, que es en esencia una herramienta orientada a la creación exhaustiva de las formas. Su potencial se centra sobre todo en aportar millones de polígonos a la hora de construir un objeto, siempre tratando de ajustarse lo máximo posible a la apariencia del mundo físico que conocemos. Este tratamiento tan perfeccionista de las imágenes es fruto de la combinación dada entre un dinámico sistema de renderizado y un gestor tridimensional basado en mallas poligonales especialmente extensas. Los beneficios de un recurso como este se dejan ver principalmente en la composición geométrica y su proyección en tiempo real.

Para completar el trabajo realizado por Nanite, UE5 dispone de la ayuda que aporta Virtual Shadow Map en lo relativo al desarrollo del sombreado. Este es precisamente el software que está detrás de la alta resolución de las sombras, elemento indispensable para la consecución de objetos con gráficos fotorrealistas.

Más allá de los videojuegos

La revolución visual que plantea la última versión de Unreal no sólo se reduce a la industria del videojuego, sino que aspira a tener cabida en otros sectores tan importantes como la arquitectura, el entretenimiento o la medicina. Epic Games tiene claro que el primer paso en todo este abanico de posibilidades debe ser el de redefinir el ámbito del ocio a través de internet en todas sus variantes. Ante esta casilla de salida, no resulta extraño que las plataformas de juegos de azar, como por ejemplo los espacios centrados en slots temáticos o los mejores arcades se postulen como el próximo territorio que disfrutará de la magia gráfica de Unreal Engine 5. No en vano, aquellos casinos que sepan integrar acertadamente esta tecnología en su estructura conseguirán ser mucho más atractivos para los usuarios y, en consecuencia, más competitivos en el mercado con respecto a sus rivales directos. El contenido visual predominante en estos entornos estará sostenido en todo momento por simulaciones casi perfectas de las salas físicas de juego, logrando con ello provocar en los jugadores sensaciones muy parecidas a las experimentadas en el plano real. El detalle gráfico de UE5 propone así escenarios capaces de engañar al ojo humano, con crupieres de apariencia muy natural, con recreaciones casi perfectas de máquinas tragamonedas o con texturas especialmente tratadas en objetos tan delicados como un tapete de juego.

Lo mismo sucede con disciplinas tan rigurosas como la arquitectura o la ingeniería, sedientas en la actualidad de nuevos modelos de software que puedan crear planos más exactos, más envolventes, más inmersivos, más dotados de un arsenal de imágenes perfectamente renderizadas. Una vez más, el objetivo no es otro que el confeccionar ambientes en los que el uso de la geometría, la luz y la perspectiva desemboquen en una copia milimétrica de la realidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.