(C506) MUBI: Cine del raro

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Scorsese estaría orgulloso…

En esta cuarentena tenemos varias opciones para pasar un buen rato sentados en el sillón comiendo palomitas mientras vemos películas en alguno de los tantos servicios que existen en el mercado, pero hay uno que aunque no ha hecho mucho ruido, es una muy buena alternativa para ver cine que normalmente no estamos acostumbrados a ver fuera de festivales o la sala de cine independiente más hipster de tu barrio: MUBI, un servicio de películas en streaming que se vende como el mejor lugar para los que gustan del “cine del bueno” (sea lo que sea que esto signifique para cada quien).

Esas películas francesas que te gusta ver, ahora en la comodidad de tu casa…

MUBI es una plataforma digital de streaming dirigida hacia las personas que quieran ver cine más allá de lo que se proyecta en cadenas y medios de reproducción más comerciales, presentando un listado de producciones que son elegidas no por un algoritmo, sino por un grupo de personas dedicadas a buscar y seleccionar películas hechas en distintas partes del mundo, y algunas que solo tienen  su corrida en festivales de cine.

Si sabes qué es esto, seguro te va a gustar MUBI

Hay que aceptarlo, hablar de cine que no sea “comercial” o hecho en Estados Unidos es complicado, y por años nos lo han vendido muy mal; que si es cine “para entendidos”, películas para “verdaderos cinéfilos”, cine “d’auteur”, o cualquier otro término que termina alejando al espectador pensando en que solo va a ver a un montón de escandinavos o franceses sentados viendo al horizonte en secuencias larguísimas dirigidos por algún Goddard, Truffaut, o “Sverklinsky”.

Pero aquí es donde entra MUBI; es cierto, su campaña comercial dista mucho de ser atractiva al público masivo, pero si te gusta el cine, es un lugar al que tienes que acercarte para poder ver películas muy distintas a lo que estás acostumbrado a ver. Y no solo me refiero a cine turco, aquí encuentras películas de terror africanas o europeas, comedias noruegas muy simplonas, o cintas japonesas que sorprenden por la frescura con la que están realizadas, muy alejadas del tufo esnobista del que tanto se enorgullece nuestro querido Iñaritou.

No molestes a Iñarritou con tus cosas de super héroes, el solo conoce a Bergman

MUBI tiene varias características muy atractivas; para empezar, si te gusta el cine y aparte lo disfrutas más cuando es gratuito, la plataforma tiene un apartado “LIVE” de acceso libre (es decir, sin tener que crear una cuenta), en donde transmiten su catálogo durante 24 horas sin costo; eso sí, funciona como una especie de formato de TV tradicional: entras, ves lo que hay, y te vas, o sigues viendo el tiempo que tu quieras, sin la posibilidad de pausar o adelantar el contenido, ni poner subtítulos (si solo hablas español o inglés, esta opción te va a dar problemas).

Cine gratis…con algunas desventajas

Si ya te interesó lo que te ofrecen y buscas adentrarte aún más en MUBI, puedes hacer tu cuenta y el servicio te ofrece una prueba gratuita de siete días, después de los cuales tendrás que pagar una cuota mensual de 99 pesos (acéptalo, gastas más en peores tonterías que al final acabas desechando por el escusado).

Con este pago, tienes acceso a su catálogo de 30 películas, las cuales al principio pueden parecer pocas, pero el truco aquí es que cada día agregan una nueva, y se va la que lleva más tiempo en la lista; es decir, en un formato de lista de arriba hacia abajo, la de más arriba es la reciente, y la de más abajo es la que se va, y así todos los días (incluso te dicen cuánto tiempo de vida le queda a cada película, para que vayas planeando cuándo verla).

Así se ve el catálogo principal de MUBI

Las películas, además, algunas veces se suben como parte de una temática en específico, es decir, en ciertos momentos podrás ver que hacen ciclos de cine dedicados a un cineasta en particular, u otras se trata de adecuarse a la temporada, como cine de terror cerca de Halloween, películas navideñas, o en ciertas ocasiones se dedican a exhibir obras de un país en particular. Todas, por cierto, cuentan con subtítulos en varios idiomas, incluyendo (en la mayoría de los casos), el español. Y si tú quieres verlas subtituladas en danés, porque…por qué diablos no, ¡también puedes!

Aparte de su catálogo mensual, tienes acceso a otras en servicio de renta, con pagos que van desde 69 a 99 pesos mexicanos, con lo cual puedes tenerle durante 30 días sin verla, y una vez que le des play, tienes 48 horas para terminarla (hay algunas tan lentas que vas a sentir que duraste todo ese tiempo en verlas, pero así es el arte). Son casi 100 películas que puedes ver en esta modalidad, lo que aumenta considerablemente las opciones que tienes para sumergir a tu cinéfilo interior en un fin de semana de opio y celuloide digital.

Una de las opciones que seguro más te puede interesar, y la que más se debería destacar en épocas como la que estamos viviendo (ya déjanos en paz Covid-19), es el acceso gratuito a la plataforma para cualquier maestro y/o estudiante de cine, mediante su “Programa de Escuelas de Cine MUBI”, con lo que solo necesitarás dar tu nombre completo y un correo que otorgue la institución en donde estudias/enseñas para poder tener tu cuenta sin pagar un solo peso. Con esto, dejarás de estar viendo una y otra vez las mismas películas que hay en la biblioteca de tu universidad (lo siento Fellini, pero necesitamos algo más).

¿Alguien dijo gratis?

También sirve como medio de información de cine, pudiendo leer algunas notas de lo que sucede en la industria independiente, y reseñas de varias películas que te pueden interesar. Asimismo, puedes contribuir con la plataforma, enviando sugerencias, editando las descripciones de cada película, subiendo trailers, agregando nombres de personas del cast, entre otras opciones. Esto como parte del objetivo que al parecer tiene MUBI de crear uno de los listados digitales de consulta de cine alternativo más grande de la red, algo así como un IMDB pero propio.

La plataforma tiene apps para dispositivos móviles (Android y iOS) o algunas Smart TV’s, aunque en estas la interfaz es muy simple y a veces bastante frustrante, con opciones muy limitadas que se reducen solo a ver las películas del catálogo regular, con la posibilidad de dejar algún comentario, sin la posibilidad de acceder al listado de renta, o a las reseñas que se pueden leer en la página web.

Como ves, MUBI es una muy buena opción si te interesa ampliar tus horizontes como fan del cine, en la que podrás encontrar tanto cine viejo, cine snob, y películas jodidamente divertidas que nunca pensaste ver en idiomas que no sabías que existían. Ponte tu frac, alza tu copa y échale un ojo, no te vas a arrepentir. *laughs in old british*

Este serás tú después de un mes en MUBI

Síguenos en nuestras redes, Lars Von Trier las recomienda:

Facebook: C506
Facebook: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
Youtube: YouTube.

¿Más cine? Más cine:

Cine Queer en Casa CANÍBAL

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario