Opinión de Zack Snyder’s Justice League *Con “Spoilers”*

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

No hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla. Por fin, después de años de incesante pelea de los fanáticos de Zack Snyder por ver la visión que tenia el director hacia la película de Justice League, se llegó el momento de la verdad.

El pasado 18 de marzo, después de casi un año en la que el director había confirmado via Watch Party en la red social Vero que se estaba trabajando en su corte de director, llegaba la Zack Snyder’s Justice League a HBO Max en Estados Unidos, mientras que para México y gran parte de Latinoamérica con otras plataformas de streaming; eso sí, pagando la renta de la película, ya que no salió la opción de compra.

Lo que inició un movimiento en redes sociales después de haberse estrenado la versión del 2017, se convirtió en todo un fenómeno, llegando incluso a tener presencia y paneles en las convenciones mas grandes del globo terráqueo. Poco a poco, la bola de nieve se empezó a hacer mas grande y con ello, las consecuencias que surgieron a raíz de todo esto: personas importantes en WB confirmando que había un corte de Zack Snyder, apoyo de los actores principales al movimiento, despidos, arrebatos en redes sociales, discriminación, abuso de poder, abuso físico, encubrimiento de hechos y personas, pelea legal, investigaciones y podemos continuar con un gran etcétera.

Todo lo que voy a decir a continuación, lo digo desde lo más profundo de mi corazón. De alguien que ha leído comics desde hace años. De alguien que creció con los superhéroes desde niño. Que mi primer comic que leí fue de DC. Amo a Superman, a los héroes de DC y a DC en general. Vaya, hasta tengo tatuado el escudo de Superman de la versión de Man Of Steel, película que fue dirigida por Zack Snyder. Así que se podría decir que sí, soy un DC fanboy.

Por fin, el día ha llegado. Los tambores se hacían escuchar y la expectativa estaba puesta. Llegaba lo que millones de personas esperaban desde hace casi 4 años atrás, algo que veían como virtualmente imposible. El estudio aposto por esto y su inminente éxito, tanto que le inyectaron todavía 70 millones de dólares mas a algo que ya estaba grabado, a algo que ya estaba hecho, solo para rematar lo que la visión del director original tenía en mente. Y, como dijo Lex Luthor en la película de Batman v Superman “las campanas han sonado”

DC Heroes

La Liga de la Justicia. El grupo de superhéroes mas importante de DC y de los comics en general. Es la reunión de los personajes mas importantes de esta casa editorial, quienes deben de luchar juntos contra un mal que viene desde los rincones más recónditos de la galaxia en busca de conquistar la tierra. Esta fuerza malévola los hará unir sus caminos y a aliarse para intentar derrotar a esta mal que viene con intenciones de destrucción y de gobernar.

 Para ello, Steppenwolf (lacayo de Darkseid) y compañía intentaran unir las 3 cajas madre que hay en la tierra para desatar un poder único y sin igual, lo que hará sucumbir al planeta y que nadie puede detener esta inminente invasión.

Hasta aquí, creo que no he dicho nada diferente a lo que hemos ya visto en la versión anterior, ¿cierto? Es, básicamente, la misma temática y basado en el mismo guion, ya que Snyder fue de los que participaron en el libreto para la película. Lo que sí, es que en la versión del 2017 tiene tijeretazos a la versión original y que Joss Whedon fue el responsable de rehacer aproximadamente el 70% de la película después de la salida de Zack por su problema familiar.

Esta película dura 4 horas. Aquí Zack nos divide su corte en 6 capítulos, cual director de orquesta, llevando el tempo de su largometraje. Si nos ponemos a comparar la versión del 2017 a esta, veremos que, de entrada, la duración es el doble.

El más importante cambio visual es el formato, ya que las películas, por lo regular, están presentadas en formato 1.85:1, que es la mayoría de estos filmes son presentadas para visualizarse en una sala de cine tradicional, ya que es un estándar que siguen. En esta película, Snyder juega con ese formato, mostrándolo en una resolución 1.33:1 ya que, según de su propia lengua, después de filmar en formato IMAX, quedo enamorado de este mismo y quiso mostrarlo, ya que la idea original era estrenar la película en salas IMAX y que pudiera llenar toda la pantalla.

Para hablar un poquito en español, las películas tradicionalmente se proyectan de modo “rectangular” con franjas negras arriba y debajo de la imagen. En este filme no, las rayas negras van a las laterales de la imagen, mostrándonos una visualización cuadrada.

Otro detalle que cambia mucho de una versión a otra es su OST. Aquí el encargado de hacer los honores es Junkie XL, que no es un extraño para el mundo de DC, ya que fue el co-creador del soundtrack para Batman V Superman junto a Hans Zimmer. Durante la realización del primer filme de la JL, Junkie fue despedido y en su lugar entró Danny Elfman, legendario compositor de bandas sonoras como Batman, El Extraño Mundo de Jack, Beetlejuice, entre otros, donde nos mostró un trabajo mediano, muy por debajo de las expectativas que uno pudiera tener para alguien de sobrenombre como el.

Y el lo justifica diciendo que, prácticamente, le entregaron solo storyboards de, alrededor, 5 minutos. No videos, no secuencias de acción completas, si no solo trazos de la historia, y tuvo que jugar con ellos. Junkie XL tuvo la oportunidad de crear algo sublime, grandioso y a la altura de lo que este film pensaba que llegaría a hacer y lo que nos entregó fue algo… regular.

Para ejemplificar, tenemos que la “canción” de batalla de WW la cambió. Su música de introducción ahora suenan unas voces ¿angelicales? antes de pasar de lleno al cello eléctrico tan característico y que más se compenetra con el personaje.

Y no es algo menor o que solo pasa en una ocasión: en cada escena donde salía Diana, hacía sonar esas voces. De igual manera, las Amazonas. Aquí les insertó una composición que nos recuerda más a los egipcios que a una mitología griega, algo que nos habían introducido muy bien desde la primera película de Wonder Woman y que era muy apropiado a lo visualmente mostrado.

Y no digo que fue malo o mediocre, si no que alguien que ha trabajado anteriormente en DC y después haber creado otras bandas sonoras aun más memorables, pudo haber hecho un trabajo mejor. Tiempo para trabajar lo tuvo, y creo que pudo haberlo mejorado por mucho, pero es casi un espejismo de lo que nos entregó anteriormente.

Lo siguiente no tiene que ver con Junkie, pero si es parte importante en la película: el soundtrack. Las decisiones en las canciones presentadas durante el filme, a mi punto de vista, no son correctas. Tenemos en primer lugar la canción de “Song to the Siren” de Rose Betts, que suena cuando Flash rescata a Iris de su choque (con todo y salchichas para hot-dogs). La canción folk de Jón Ásgerisson cuando Aquaman se marcha hacia el mar despues de haber tenido el dialogo con Bruce Wayne. En esta escena, unas mujeres empiezan a hacer un cantico hacia Arthur cuando se marcha, haciendo de la escena innecesariamente larga y que no tiene una coherencia con lo que esta pasando, ya que crea un momento involuntariamente cómico. Hay un par de canciones mas cuya letra se adaptan de forma muy extraña y un tanto bizarra a lo que esta pasando por la pantalla.

Después de haber repasado rápidamente los detalles técnicos de la película, creo que ya es momento de pasar de lleno a la historia: ¿Qué falló? ¿Qué fue lo bueno? Y ¿Qué es lo rescatable de todas las 4 horas mostradas?

Quisiera iniciar con el personaje de Cyborg. Vaya pedazo de transformación monstruosa de una película a otra. Se podría decir que fueron 2 Cyborg completamente distintos y aplaudo esto. Tenemos un background mucho más impresionante de Victor que te hace hacer clic con el personaje desde el principio. Entiendes sus miedos, entiendes mejor su odio hacia su padre y sus motivos posteriores.

Nos lo pintan como una fuerza increíble que tiene todo al alcance de su mente: códigos de ojivas nucleares que puede lanzar en el momento que el quiera, influir de manera positiva o negativa en los más grandes mercados de transacciones del mundo, hackeo de los más grandes sistemas de seguridad privada, entró otros. La evolución de su personaje en la película se siente más orgánico y su desempeño en la batalla final también, al igual que sus interacciones con la Liga. Ahora entendemos porque el actor quería que la versión de Zack Snyder viera la luz.

Otro aspecto positivo que puedo decir es el de Aquaman. Mientras que en la versión de Whedon nos lo mostraban un tanto débil y casi como un recurso de risas, aquí Snyder lo hace ver mas potente, entiendes mejor las motivaciones sobre lo que nos mostraron en su pelicula en solitario que no nos cuadraban muy bien con lo visto en la versión de la liga del 2017.  En esta nueva interpretación, no prescinde de Vulko (William Defoe) y ahora ves de donde salen su traje y el tridente que usa durante el resto de la película.

Lo que si vi como un punto negativo y que es una diferencia notoria en cuanto a las cintas de Justice League y Aquaman son los diálogos bajo el agua. En JL, los personajes se tenían que meterse en burbujas de aire, creadas por ellos, para poder dialogar, mientras que en la película del atlante, los diálogos estaban nada mas pasados sobre un filtro para que diera la sensación de que en verdad se estaba hablando debajo del agua. 2 recursos diferentes de 2 visiones diferentes.

Esta versión de Wonder Woman me gusta mas que la que nos ha mostrado Patty Jenkins, aunque no digo que sea mala esta ultima. Las diferencias son muy notorias; mientras que en la versión de Patty, esta Diana es mucho mas “light”, mostrándonos mas una faceta de amor en sus 2 películas y un poco mas débil, en la versión de Snyder se le ve mas desatada, mas amazónica y mas guerrera que nunca.

No titubea al tener que acabar con un oponente ni hacer volar por los aires a un terrorista. Desde su introducción en BvS, el papel lo ha llenado muy bien por Gal Gadot cada ves que tiene que brillar. Y con diálogos que le incluyeron, que vienen muy ad hoc al feminismo, el poderío que ella muestra representando a las mujeres se me hizo muy bien.

Me sigue causando un poco de conflicto lo mostrado hasta ahorita por Ezra Miller hacia su caracterización de Flash. En las 2 películas es un recurso cómico que se utiliza constantemente. Si bien, tiene una potencialización a sus poderes en esta nueva película, la mayor parte del tiempo se ve mas a cámara lenta que a super velocidad (esta ultima parte apoyada por el mismo Mark Waid) y su peculiar forma de correr.

Los que hemos leído un poco de Flash no sabemos si es una interpretación de Barry Allen, Wally West o un amalgama de ambos. El chaval se ve que le pone empeño y creo en el trabajo de Andy Muschietti (próximo director de la película en solitario de Flash), pero sigo sin estar 100% seguro de la interpretación.

En Batman casi no vemos mucha diferencia entre versiones. Recalco mucho que su plan siempre fue la “fe” y que “hizo el juramento en la tumba de su amigo” al intentar reunir a la Liga. Lo que si cambia es el “sueño” o premonición sobre el futuro distopico que se originaria. Mientras que en la versión del 2017 nos dan un enfrentamiento de Batman contra Parademons en medio de una ciudad caída, para posteriormente ser prisionero de Superman, acá se cambia en que hay una resistencia que se forma contra el poderío de Apokolips y el nuevo heraldo de Darkseid: Superman. Y empezando hablar de el…

Ahora, Superman… Perdimos a Superman. Podrá sonar un poco controversial lo que digo, pero veamos como fue su introducción en las 2 películas. Durante la versión de Joss Whedon, el plan principal era resucitar a Superman para poder hacer frente a la amenaza de Steppenwolf y el poderío que traía consigo.

Mientras que en la versión de Snyder, la resucitación del hombre de acero sucede como una situación colateral, algo que no estaba planeado y que resulto con un “y si…”.

Aunque en la versión de Zack se le da mas coherencia a la escena donde vuelve a la vida, y que aquí ninguno de la liga titubea en su regreso, si acaso Aquaman un poco, su enfrentamiento a Liga posterior a eso si se podría decir que es muy diferente. Lo que podemos notar de primera mano es que es un personaje “mudo”, sin interacciones que solo pelea por pelear. En cambio a la versión del 2017, los diálogos de Flash haciendo referencia al Cementerio de Mascotas de Stephen King o el “Yo te conozco“, le agregaron mas punch a la escena cuando esta combatiendo con todos o cuando se esta dirigiendo hacia Batman. Puedes sentir de verdad una amenaza constante e insipiente que no parara hasta ver muerto a la persona que no lo dejo vivir… ni morir.

De igual manera, podemos notar que la secuencia inicial de las películas, aunque son referencia a Superman, cambian abismalmente. En la versión de Whedon, nos dan un metraje (que había jurado que lo había hecho Snyder por la forma de la cinematografía y hasta del filtro) mostrándonos toda la información hacia la muerte de Superman se resumía excelentemente bien en 2 minutos con imágenes de Lois y Martha, a lo que el Snydercut prescinde de esto para ponernos escenas extremadamente largas que no sirven para mucho mas que para transmitir exactamente lo mismo, pero en lo que la otra versión acertó fue el haberla mostrado en un montaje muy bien resumido, apostando a la economía narrativa. Además de que ese grito que duró 5 minutos del film, que puedo navegar por todo el mundo e hizo despertar a las cajas madre.

Si, tenemos el traje negro. Si tenemos a Superman de nuevo, al igual que su bestialidad y poder (un poco mas violento de lo normal, diría yo) pero, ¿a que costo?

La presencia de Superman es esta nueva versión no tiene el mismo peso ni el mismo calibre que la que vimos del 2017, tal vez por querer darle una participación mayor a los 5 restantes. Su regreso no se siente como si fuera a salvar al mundo ni que hubiera un cambio significativo en cuanto a los planes principales de la Liga, ya que básicamente planean todo el ataque sin la participación de este.

Mientras que en la versión de Whedon, la presencia de Superman era como un faro de esperanza, mas heroico y que fue el MVP en la batalla final para poder derrotar a las fuerzas de Apokolips. Que, por cierto, aplaudo el hecho de que el tema de Williams no haya sonado en su introducción, ya que, aunque es un canción memorable que se encuentra ya en los libros de historia del personaje (y que amo con todo el alma), causaba un poco de confusión por el hecho de que es referencia a otra película, que ni al caso. No tenía que estar ahí y punto.

Las escenas nuevas que se agregaron a la historia aportan poco o nada a la trama. Algo que si me gustó mucho fue la escena alargada de la primera invasión de Darkseid a la tierra y como los pueblos de todo el mundo se unieron para vencerlos. Desde Atlantes y Amazonas, hasta dioses del Olimpo y el Green Lantern de esos tiempos. Lo único mediocre de esa escena fue justamente el como derrotan a Darkseid. Lo vence Ares, el mismo que no pudo con Wonder Woman en el primer film, destruyendo el arma de Uxas como si fuera un palo de madera, con una hacha. Daba un poco mas de coherencia el que Steppenwolf fuera el primero en ir a la tierra a conquistarla y no poderla derrotar para posteriormente regresar por su venganza y ahora si, reclamar lo que en su tiempo no pudo.

Los Parademons pierden su significado. Mientras que en la película de Whedon explicaban que estos se sentían atraídos por el miedo, en esta nueva versión nos cuentan que simplemente son entes alienígenas al mando de Steppenwolf. En la película del 2017, Batman utiliza a un matón como cebo para atraer a un Parademon y poder estudiarlo y comprender mejor, al igual que al final de la pelicula, cuando Steppenwolf es derrotado por la Liga, los Parademons lo atacan por su temor hacia la liga.

Que esto ultimo no es necesariamente bueno o que haya sido un muy buen recurso usado en el largometraje, pero que en esta versión no se nos explica nada de ello.

Las referencias puestas al futuro de DC no vienen al caso. En primera, tenemos lo de Lois embarazada, suponiendo de Superman. Y digo esto ultimo, ya que el propio Zack Snyder HA DECLARADO que su plan para el futuro de los personajes hubiera sido el que Batman y Lois tendrían un romance y un hijo en base a este interés amoroso.

Esto dice mucho de que Snyder sigue sin entender ni comprender a Batman ni a Superman. Otro aspecto que también noté fue la visión del futuro de Cyborg al momento de resucitar a Superman; no se toma para después ese suceso ni lo menciona, que tiene secuencias muy parecidas a la pesadilla de Batman (quiero creer que están conectadas una con la otra) pero que de nuevo, no se retoma o se dice después.

La presencia de Martian Manhunter, aunque una participación pequeña y grata de poder verlo por fin en la ¿gran pantalla?, es otro aspecto que no veo muy coherente. ¿Por qué agregar personajes que, ya sabemos todos, hasta el mismo Snyder, no van a poder continuar? Todo el epilogo se resume en escenas extendidas que tendrían la intención de ver como continua la historia, cosa que no va a pasar, por lo que solo sirven para dejar la historia abierta y no algo conciso y cerrado en sí mismo, dándole posiblemente un poco mas de dignidad al conjunto.

Esta versión es mas una combinación entre un Director’s Cut con un Extended Version, algo que Snyder ya sabe lo que es. El estudio y el mismo director ya han hecho anteriormente otras versiones de la misma película, sabiendo la metedura de pata que habían hecho, no por nada tenemos 2 versiones de Batman v Superman, la que llegó a cines y la Ultimate Edition, para hacerles un poco de memoria, por si no lo recordaban. CGI mejorado, mas background a historias como Flash y Cyborg, la utilización de personajes nuevos no salvan lo que malas decisiones desde hace tiempo hicieron que el universo que había planeado Zack Snyder para el universo DC se hicieran realidad.

La presunción del director por querer demostrar que estaba en lo correcto lo orilló a tener que hacer esta película, y con 4 horas de duración… y tener querer poner su nombre en ello. Esten listos para las escenas de cámara lenta, elemento que abusa en su totalidad de la película, usándolo en escenas sin importancia o que no sean escenas de batalla, al igual que el formato que anteriormente describí al principio del articulo… Ah, y si esperan ver a Superman, tarda 3 horas en aparecer.

En conclusión, puedo decir que el Zack Snyder’s Justice League es superior a su antecesora, que el estudio y el mismo director nos quieren vender como algo nuevo, cosa que no es. Muchas cosas tienen mas sentido en la trama porque Snyder nos lo explico hasta el mas mínimo detalle, por eso su larga duración.

Cumple con las expectativas y otras las deja en el aire. Si bien, tiene sus puntos negativos, también tiene los positivos. Y esa canción en el final del film fue, a mi interpretación, una de las cosas mas bellas que pude ver y escuchar. Para ponerlos en contexto, la canción “Hallelujah” tiene un significado emocional para el director, ya que era la canción favorita de su hija Autumn Snyder, quién murió por suicidio en 2017 y que fue la razón por la que el director se hizo a un lado. Independientemente del resultado final, fue un lindo gesto y que cierra un ciclo para el director y a DC con un hecho triste y significativo al director al menos hace justicia a su visión que, siendo sinceros, no merecía el trato que tuvo su película.

Pero, un año después, sigo haciéndome esta pregunta que hice en un articulo y que se las hago de nuevo a ustedes: ¿De qué nos sirve un Zack Snyder’s Justice League a estas alturas?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito a leer:

Hablemos seriamente: ¿Son coleccionables o no los Funko Pops?

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.