(C506) Orgullosa de ser coleccionista

Ajena a este mundo del coleccionismo de figuras de acción desde pequeña, mi experiencia, hace poco más de 5 años, ha sido algo revelador. Porque todos de niños hemos tenido nuestros juguetes de Sorceress o de Mr. T., juguetes que rompían con los estereotipos de la época y que nos transportaban a mundos imaginarios, donde los buenos siempre ganaban y todos podíamos ser superhéroes.

Pero para la mayoría, el tiempo nos come esa parte infantil, de sorpresa, ilusión e imaginación. Y nos coloca en un mundo de obligaciones, donde lo real es lo correcto y los mundos alternos son motivos de alienación social. Donde vivir en paz con nuestro niño interior es sinónimo de inmadurez. Donde los héroes deberían ser de carne y hueso, no de papel o píxeles. Donde es más comprensible gastarse la quincena en licor, fiesta y fútbol, que gastársela en una figura, un comic o un libro.

He de confesar, que a pesar de ser una ferviente coleccionista de libros, el encontrar a alguien que coleccionara algo más visualmente explícito, como son las figuras, fue algo abrumador al inicio. Cuando te dicen, yo colecciono Hot Toys, es complicado no desviar la imaginación y dejarse llevar solo por el nombre. Y luego cuando te explican y comprendes que no es lo que te imaginabas, se te pasa el impulso de salir corriendo y ves la pasión con la que te hablan de sus tesoros. Porque solo el que ama lo que colecciona, comprende al Dragón cuando cuida celosamente su oro.

Para los ajenos, no se trata de comprensión, de pensar que están locos o que quienes coleccionan son inconscientes al gastar su dinero en algo tan efímero, como lo es la figura de un superhéroe, un comic o un libro de edición especial. Se trata de empatía y de reconocer la pasión puesta en algo, que les llena el alma de felicidad. Porque en un mundo tan sombrío de vez en cuando, el tener una figura y verla allí esperando por ser parte de tu colección o el oler las páginas sin abrir de un libro nuevo…valen la pena.

Y es que no se trata solo de coleccionar por coleccionar, todo tiene un orden y un sentido. Es el sentimiento de pertenencia, la felicidad y la emoción que produce encontrar y poseer esa pieza que tanto se estaba esperando. Es no solo ver la figura como un objeto, como un bártulo o un juguete. Son historias, son inspiraciones, son rocas de apoyo en momentos difíciles, es arte, es apego, es compañía y sobretodo es parte de quienes somos.

Nos podríamos llenar la vida de cosas materiales sin sentido. Pero no… mejor llenémosla de historias, de libros, de figuras, de comics, de películas, de música, de arte, de lo que nos llene el alma. Y que el mundo piense lo que quiera, no estamos solos en esto, somos muchos los que coleccionamos y somos felices y estamos orgullosos de ser coleccionistas.

¿Te gustó el artículo? Compártelo, y date la vuelta por nuestras redes:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Puedes seguir leyendo

(C506) sobre el éxito y como ahora somos mejores por los Video Juegos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.