Reseña de Space Jam: Una Nueva Era *SIN SPOILERS*

Hablar de algo que nos conmueve o nos llena de nostalgia siempre engrandecerá el corazón. Hay ocasiones que perdemos esa chispa o llama, como quieran llamarlo, mientras vamos creciendo. Las cosas que les teníamos apego o cariño poco a poco se van olvidando pero, a veces, llegan esos golpes de nostalgia necesaria para transportarnos 10, 15, 20 o tantos años quieran atrás y rememorar lo que alguna vez de niños nos emocionó. Y justamente eso es lo que hace Space Jam: Una Nueva Era.

A todos aquellos niños, adolescentes y jóvenes adultos (saludos millennials) que crecimos en los 90’s con mucho del impacto pop que había en ese entonces. La avalancha de mercadotecnia que había nos hizo conocer miles que cosas que, en otros años, hubiera sido impensable. El ascenso de Michael Jackson, la despedida de Freddie Mercury, los mundiales de Estados Unidos 94 y Francia 98, el apogeo de los Chicago Bulls de Michael Jordan, etc. Todo esto es solo una pequeña muestra de todo el abanico de eventos que sucedieron en esa época. Si nos centramos en televisión, podemos recordar sucesos como: ¿Le Temes a la Oscuridad?, Neon Genesis Evangelion o Animaniacs, solo por mencionar algunos.

Warner gozaba de una gran popularidad en los 90’s por la serie anteriormente dicha y por la gran presencia de Bugs Bunny, siendo su estandarte para una generación que gozaba de ver sus irreverencias y sus locuras, pero también es cierto que empezaba a perder punch entre el mismo publico y querían revivir la marca. ¿Cuál fue su respuesta? Juntaron a la máxima estrella de la década del deporte mundial, estamos hablando claramente de Michael Jordan, y a su mejor repertorio de los Looney Tunes, estrenando así la película Space Jam, una mixología entre personas reales y caricaturas conviviendo entre si. Y ahora, 25 años después, decidieron continuar con ese hilo, mostrándonos otra película de Space Jam, solo que ahora protagonizada por LeBron James.

Space Jam: Una Nueva Era, es precisamente una película nostálgica con un tinte moderno/actual, es decir, continuamos viendo estos entrañables personajes del basto universo de Warner pero ahora en el ahora mundo de los videojuegos, recordándonos un poco a la película Pixels de Adam Sandler.  No nos salvamos de la particular historia cliché entre un padre  y su hijo, donde el afamado LeBron quiere que su hijo siga sus pasos pero este simplemente decidió tomar otro camino y el mensaje de «por la familia» que es lo que le da las fuerzas necesarias a nuestro protagonista para enfrentarse a  Don Cheadle, nuestro ahora villano virtual.

Centrándonos estrictamente en el guion y el desenlace del mismo, la historia llega a ser aburrida, tediosa y un tanto predecible. Lo que llega a tapar los huecos de la historia y la trama lenta, es que en toda la película podemos apreciar algunas referencias de Space Jam de los 90’s, encontramos nuevos personajes en el mundo Warner, sin mencionar a los ya clásicos como los son los Picapedra, Los Supersonicos, Iron Giant, y así continua la lista. El Warnerverse en todo su esplendor, aunque también debemos de aclarar que solo salen como «extras» y no como participantes que están directamente en el conflicto. Esto ultimo pudiera causar un poco de molestia, ya que hay personas que esperaban una intervención de estos personajes, pero hay que aclarar que estrictamente la película es de los Looney Tunes.

Como era de esperarse, se deja muy en claro que nuestro basquetbolista no es actor. LeBron James carece del carisma y la presencia física que llegó a tener Michael Jordan durante sus mejores años; aunque también hay que reconocer que hace un esfuerzo para sobresalir y llevar la película por si solo, y eso se agradece, lamentablemente no lo logra. A diferencia de Cheadle, su personaje inicio con fuerza, dándonos coherencia en su dicho y sus acciones, pero conforme avanzaba la película, su personaje llegó a desdibujarse, llegando a verse mas como un niño berrinchudo.

A pesar de los múltiples escándalos que llegó a tener la película, y que al día de hoy se siguen acumulando (la polémica de Pepe Le Pew, la sexualización y desexualización de Lola Bunny, continuar la historia sin Jordan protagonizándola, por mencionar algunos), es un film que disfrutas de inicio a fin, mas allá de los clichés y un guion diluido, podemos encontrar la esencia plasmada de los Looney Tunes en la pantalla grande, comandados por la irreverencia de Bugs Bunny y unos grandes efectos especiales. Un largometraje lleno de referencias a la primera película, a la cultura pop y a personajes dentro del universo de Warner y todo esto atrae lo que al inicio del articulo escribí: la nostalgia.

Ah, y si esperaban ver a Michael Jordan en la película, les diría que es spoiler si está o no está en ella, así que solo diré que… se llevarán una sorpresa.

Y tu, ¿piensas ver Space Jam? ¿Qué esperas ver en la película? ¡Te leemos!

Agradecimiento especial a Warner Bros. Pictures por invitarnos a la proyección de prensa de la película.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito a leer:

(C506) Muere Richard Donner, director de Superman, La Profecía, Los Goonies y otros clásicos a los 91 años

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.