Tensión vengadora

Corría el año 2012. En las salas de cine se materializó una unión de ensueño largo tiempo esperada y deseada por millones de aficionados al cómic. La película Los Vengadores fue una orgásmica experiencia para muchos de esos aficionados, y un muy buen rato para los que no leían cómics o no lo hacían de forma habitual, cosa que pareció cambiar la oleada de películas basadas en el medio en cuestión. Las personalidades de los personajes fueron casi clavados a sus versiones de papel, y al final de la película nos levantamos del asiento con una sonrisa que casi nos raja la cara. Nos fuimos de la sala de cine con esas encarnaciones de los personajes de los que tanto habíamos leído en la mente y ya no salieron de allí.

Pero no todo es felicidad, luz y colorines en el paraíso vengadoril. La relación entre Tony Stark Y Steve Rogers comenzó con cierta dosis de celos heroico-fraternales, y sobrevino un choque de métodos o de falta de los mismos a la hora de abordar sus actividades, choque múltiple cuando los demás miembros se fueron incorporando a tan variopinto grupo. En aquella película, tras resolver la emergencia, cada uno de ellos tiró por su lado, a sus cosas, sin más.

msb5610_comp_v160-1048_r1

En la era de Ultrón, las cosas pintaban bien al principio, misiones compartidas, una fiesta, y bromas entre ellos, pero las cosas no iban a durar así mucho tiempo, teniendo en cuenta las peculiares personalidades de los miembros de los Vengadores, y la mente hiperactiva de Tony Stark no tardó en liarla una vez más, con la co-creación junto con Banner de Ultrón, una idea muy buena y un plan que le estalló en la cara, no se sabe si por salir mal o por salir demasiado bien. La cuestión es que montó un nuevo follón gigantesco, con manipulaciones informáticas, invasiones masivas de androides, y un país entero, Sokovia, volando en miles de cachos. Para cuando acabó aquello, parecía que las tensiones habían desaparecido , pero no, tan sólo se habían aflojado un poco, la confianza no era la misma. Thor se iba a su reino, Tony Stark y Clint Barton se retiraban (presuntamente), por no hablar de Hulk , que se largaba del planeta. Los Vengadores cambiaban de formación con sólo dos miembros fundadores, Viuda Negra y Capitán América, posiblemente más porque no tenían más otro lugar familiar que los Vengadores que por otra cosa. Entraban Visión, Bruja Escarlata, y Halcón.

avengers_age_of_ultron_concept_art-1920×1440

Llegamos a Capitán América Civil War. Allí la cosa se pone calentita de verdad, con el ex general Ross como un portavoz del gobierno que llevaba bajo el brazo un ultimátum en forma de acuerdos que firmar. O se sometían a control político o no habría Vengadores nunca más. A la opinión pública le había jodido la destrucción de Sokovia, así que había que elegir. Era una decisión apurada, que se agravó todavía más con el atentado en las Naciones Unidas, en el que mucha gente perdió la vida, entre ellos el rey de Wakanda. Ahí la tensión entre Vengadores entraba en ebullición, y los que no firmaron los acuerdos de control pasaron a la clandestinidad, considerados delincuentes al no cesar su actividad, y siendo perseguidos por la ley.

889cb98d67a748c716829b7ca2a077c562d3a78a_hq

La verdad sobre la muerte de María y Howard Stark se supo y fue algo insoportable para Tony Stark, lo que erosionó aún más la relación y el trato entre Tony Stark y Steve Rogers, que conocía aquel dato desde algún tiempo atrás, motivo por el que entraron en conflicto directo. Mientras eso sucedía, habiendo utilizado al Soldado de Invierno como cabeza de truco, Zemo, quien había orquestado todo, reía casi triunfante, porque aunque fue arrestado, su objetivo de enfrentar a los Vengadores entre ellos había sido cumplido. Steve Rogers y los que no quisieron firmar ni someterse a control político, fueron declarados ilegales y perseguidos oficialmente, mientras Stark y los suyos hacían labores de o para el gobierno de los Estados Unidos.

 

Avengers-Infinity-War-SDCC-2017-Poster-Art

Para concluir, en el transcurso de Infinity War, esa tensión permanece, no de forma activa, pero es algo casi tangible. Tony Stark y Steve Rogers no llegan a cruzarse, cada uno lucha desde un lugar distinto y lejano al otro, y quien ha avisado a Rogers no ha sido Stark, otra persona ha tenido que hacerlo en su lugar porque incluso en esas circunstancias, con todo el universo en un riesgo extremo, no le hubiera avisado jamás. Hulk y Thor, vienen con sus propias vivencias y cuestiones, además de la de Thanos que les ocupa, pero son ajenos al conflicto interno, no arrastran las viciadas experiencias que se vivieron en Civil War en la que no se encontraban presentes. Pero la cuestión de la tensión entre Vengadores, en particular la que existe entre los dos líderes naturales del grupo, continúa pendiente de ser resuelta. Seguramente en Avengers 4 tengamos una respuesta más o menos clara acerca del asunto, pero hasta 2019 no lo veremos, de momento solo se puede imaginar y conjeturar. Ánimo, que la respuesta está cada vez más cercana y podría llegar a sorprendernos.

Mantente informado a través de nuestras redes sociales:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Otra interesante y vengadora noticia:

 

Avengers Infinity War nos revela un enorme secreto de Capitana Marvel

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.