Ahorra energía con tus dispositivos electrónicos mientras disfrutas en tu tiempo de ocio

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Ahorra energía con tus dispositivos electrónicos mientras disfrutas en tu tiempo de ocio

No sacrifiques tus momentos de ocio, si cambias la potencia de luz contratada, podrás disfrutar de tus aparatos electrónicos mientras ahorra.

Nuestros momentos de descanso y ocio es lo que nos mantiene funcionales. Una persona que solo se dedica a trabajar no tiene un equilibrio y, por ende, no lleva una vida saludable.

En la actualidad, es común asociar el ocio con tecnología, y es que nos hemos ido acostumbrando a estar conectados a internet y le hemos cogido el gusto. Todas las actividades, o la mayoría de ellas, que realizamos por ocio suponen el uso de un televisor, de una consola de juegos o, aún más común, de un teléfono inteligente.

El problema con el enfoque tecnológico del ocio es que existe un consumo de energía asociado, lo que puede convertirse en algo negativo si lo vemos desde el punto de vista del ahorro y la sostenibilidad.

Ahora bien, no podemos dejar de disfrutar de la tecnología, lo que sí podemos hacer es usar el recurso de forma inteligente para que generemos el menor impacto. De acuerdo con esto, existen dos estrategias que podemos poner en práctica: la primera es organizar nuestro tiempo de ocio tal que no consumamos mucha energía, por ejemplo, combinándolo con otras actividades que nos alejen de lo electrónico; la segunda opción es que contratemos un servicio de luz que sea de fuente verde y que tenga planes con precios atractivos y que analicemos cuánto consumimos y determinemos si podemos mejorarlo.

Te decimos cómo cambiar la potencia contratada para un mayor ahorro.

En muchos casos, sobre todo cuando alquilas un piso, la potencia contratada no la escoges tú, y no es que no tengas el derecho a hacerlo, sino que solemos guiarnos por lo que estaba contratado anteriormente. Cambiar la potencia contratada para el servicio de luz puede suponer un ahorro, pero solo si se ajusta a nuestro estilo de vida.

Resulta que la potencia contratada se fija de acuerdo con el uso, el consumo y el número de equipos electrónicos que tengas en casa. Entonces, si decides optar por reservar tus momentos de ocio en la consola o viendo la televisión a unas pocas horas a la semana, la demanda de energía disminuye y, por lo tanto, podrás contratar una potencia menor.

Ahora bien, puede que, sin necesidad de hacer cambios en tus hábitos de ocio, puedas cambiar esta potencia, pues, como se dijo antes, es probable que tengas un contrato que exceda tus necesidades.

Lo más importante es poder usar tus electrodomésticos si sufrir cortes de suministro, por lo que no es conveniente bajar la potencia eléctrica contratada por debajo de tus necesidades.

En resumen:
⦁ Conoce el consumo promedio de tu hogar
⦁ Conoce la potencia contratada
⦁ Compara los planes de tu proveedor y los de otras compañías
⦁ Elige un plan con una potencia que se adapte mejor a tus necesidades.

Cuáles son las potencias disponibles en las comercializadoras
Es necesario que sepas qué opciones tienes, por lo que, si tu proveedor es Endesa, puedes ingresar en https://www.serviciosluz.com/endesa/ y consultar los planes de potencia que ofrecen o llamando a su servicio de atención al cliente. Si tienes otro proveedor, puedes hacer la misma investigación.

De hecho, más que conocer las potencias disponibles, te recomendamos que evalúes tu consumo en KWh, pues esto te dará una cifra con la que podrás ir de compañía en compañía comparando los planes y precios hasta que encuentres el mejor para ti.

No olvides los básicos de ahorro
Aunque ya lo sabes, siempre es bueno que recuerdes que, todo aparato electrónico que esté conectado a la toma de corriente, aunque no esté en uso, está consumiendo el recurso, por lo que puedes adoptar medidas para cortar el flujo de energía mientras no estás en casa.

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario