(C506) Un día más para morir. Reseña de la película

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Esta película es el nuevo film de Joe Carnahan, el cual, ciertamente, no te permite ni reclinar el asiento antes de que el poderoso soundtrack llame tu atención.

Un día más para morir es protagonizada por Frank Grillo quien interpreta a Roy Pulver, un exsoldado, padre ausente. Un pobre hombre que paga renta y que alguna vez estuvo enamorado…..

Nuestro patético protagonista sufre una serie de problemas existenciales que se ven acentuados por él mismo como voz narradora. Así, con ironía, Roy muere una y otra vez mientras nos relata lo que piensa, lo que piensa cada segundo, antes y después de sufrir un atentado homicida en una realidad de videojuego.

Desafortunadamente, con el paso de algunos intentos Roy se da cuenta de que está encerrado en un bucle espacio-temporal llamado el rotor de Osiris, el cual no le permite vivir más allá de su propia muerte una y otra vez….. Un Game Over y un nuevo intento es lo que caracteriza su existencia, que más bien se ha convertido en una sentencia. Sin embargo, la voz narradora de su yo plural se pregunta y reflexiona, dándose cuenta de diversas situaciones desafortunadas en su vida personal: Su hijo lo desconoce, la mujer que amaba ya no está con él, su vida es absurda, y son estas cuestiones las que le dan el toque filosófico a nuestra historia propiamente existencialista.

¿Cuál es el sentido de esto? ¿por qué todo es tan absurdo?

“He muerto 144 veces, pero nada importa cuando has perdido todo lo que amabas” Roy piensa en esto mientras nos cuenta su rutina: Un hombre intenta asesinarlo en su cama; junto a él, en la otra almohada, se encuentra una mujer con la que paso la noche. Roy sobrevive a la amenaza y es asaltado inmediatamente después por un ataque aéreo, un helicóptero que dispara a discreción contra las ventanas de su departamento. Huye y los intentos homicidas continúan, uno tras otro….. Sin embargo Roy tiene la capacidad de contarnos las cosas a detalle ya que tiene la desgracia de recordar absolutamente todo lo que ha vivido en sus muchos intentos por escapar a la muerte…. ¡Qué desafortunado! Incluso vuelve risorio el dolor y las diferencias entre morir por una bala y una espada. Supongo que es en estos casos cuando te das cuenta de que lo único peor que morir infinitas veces es morir infinitas veces en la misma historia que se repite sempiternamente.

Su suerte de repetición me recuerda mucho al eterno retorno en el que uno debe cometer una acción de absoluto peso para cambiar el rumbo cíclico de la historia: Roy no podrá vivir más allá de las 12:47. El primer problema con el que se enfrenta Roy es que no sabe por qué es perseguido, así que debe averiguarlo. No es sino hasta la repetición No. 130 que Pulver recuerda algo sobre su ex: Ella le dejó un regalo el día anterior y poco a poco va desentrañando el misterio de sus persecutores. Un buen día  Roy cambia un poco su rutina, lo que lo lleva a encontrarse con su hijo Joe, hijo de Jemma, su amada. Joe ignora ser su hijo y lo conoce únicamente como amigo. En uno de sus más de 140 intentos por mantenerse vivo, Roy se da cuenta de que Joe decide saltarse la escuela e ir a un centro de videojuegos de 8 bits, Roy lo sigue y se vuelve su cómplice de pintas… el gusto no le duró mucho,  solo hasta las 12:50…. Tres minutos más de lo que nunca antes había vivido.

Un día más para morir es una excelente película de acción. Los problemas personales de Roy y su manera de resolverlos son sin duda un elemento importante en el filme, además de su motivación para seguir luchando contra la muerte. Pero no se queda ahí el lado cómico y sus guiños a la cultura geek y Vintage: Sin duda los videojuegos clásicos de 8 bits como Double Dragon (mencionado más de una vez a lo largo de la película) y Street Fighter, Star Wars, Indiana Jones y hasta una pequeña broma a Liam Nesson (Qui-Gon, Oskar Schindler).

La película me pareció bueno en general, tiene ideas que de pronto podrían recordar a Nolan con Inception, o a una violenta desventura de Rick & Morty. El toque futurista nos coloca en un juego de realidad virtual de escenarios con vidas finitas. ¿A quién no se le viene a la cabeza un juego de Crash Bandicoot donde cada que mueres debes regresar al principio del nivel? Incluso pasó por mi mente Tron, que aunque no tiene el toque de violencia y acción de Un día más para morir sí nos recuerda esa idea de los videojuegos de 8 bits.

Definitivamente recomiendo la película, excelente para ver y reír un rato y recordar aquella época que ahora recordamos como retro o vintage pero desde una perspectiva contemporánea.

El elenco esta conformado por: Mel Gibson, Frank Grillo, Will Sasso, Naomi Watts, Annabelle Wallis, Rob Gronkowski, Ken Jeong,  Michelle Yeoh, Selina Lo, entre otros

Mi calificación es de 7/10.

Reseña por Eduardo Muñoz Moreno

Síguenos en nuestras redes:

Página de Facebook:C506
Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito a leer:

The end of the fxxxing world, el comic

 

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.