Mi pequeño analísis de “A quiet place”

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Aprendí lenguaje de señas cuando estaba en la universidad con la firme intensión de comunicarme con la hermana menor de una amiga, quien constantemente acudía a las clases y que a falta de su sentido del oído optaba por mantenerse en la distancia mirando los eventos que sucedían a su alrededor o simplemente leyendo.
Siempre me intrigó profundamente la forma en la observaba el mundo, en silencio, un mundo donde todo era presa de la fascinación y la observación profunda que todo niño posee, pero al mismo tiempo carecía de las interrupciones cotidianas del sonido, un mundo donde podía, inmersa en sus pensamientos analizar detenidamente la textura de un árbol o imaginar las letras de un libro tomar forma dentro de su mente, pero a la vez, un mundo sin musica, sin susurros y sin el extraño sonido de la risotada familiar.
a_quiet_place
“A quiet place” es una película que me tomó por sorpresa, cosa que muchas veces no apreciamos de las obras cinematográficas, su capacidad para sorprendernos y algunas veces darnos la oportunidad de empatizar con situaciones, personajes o momentos que son meramente ficticios, pero que vivirán con nosotros durante un tiempo. Cuando digo que esta película me tomó por sorpresa no hablo de la manera en que maneja el suspenso, cosa que hace espectacularmente, tampoco hablo de sus breves momentos de acción, pues tendríamos que sentarnos y diseccionarlos a detalle, cuando menciono mi sorpresa, hablo de un elemento aun mas básico y al mismo tiempo simple “A quiet place” me hizo preocupar por sus personajes, me presentó a una familia que pocas veces durante la película emite sonido alguno, en un mundo post apocaliptico resultado de condiciones de las que nunca realmente se habla, con una historia precedente que poco podría venir al caso y aún así, desde el primer minuto me hace apreciar sus pequeñas interacciones, sus miradas cómplices y sus conflictos, me hace apreciar los breves momentos de paz y me hizo preocupar mas por sus perdidas que por los peligros inminentes del entorno.
Esta es una película de matices, que peca de ser tan entretenida como incomoda , pues nos pone en la difícil posición de escuchar, así es, una de sus grandes virtudes es que nos obliga a escuchar, el crepitar de la arena bajo los pies mientras caminan, el temor de la madera que cruje o incluso, por un breve instante, el suspenso de la respiración y el llanto, pocas veces el silencio juega un papel tan importante.
a-quiet-place-uses-silence-to-create-horror-the-fear-of-silence-which-some-scientists-think-is-a.png
Estaba en la universidad cuando aprendí lenguaje de señas, lo aprendí con la intensión de platicar con una niña sorda, si tuviera que contar con mis dedos las veces que lo he utilizado, para mi alegría no me alcanzarían y curiosamente “A quiet place” me dio la oportunidad de ver y entender mas allá de la tensión y el suspenso, las señas de una película que vivirá conmigo durante un tiempo.___________________________________________________________________________
Si disfrutaste me pequeño analísis y quieres seguir leyendo, quedate con nosotros:Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506- Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamerica

Y también podés seguirnos en nuestro Canal de Youtube.

Te invito que sigas leyendo:

Directores confirman: Infinity War es la ‘prueba final’ de los Avengers, no hay secuela

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario