(C506) Reseña de clásicos. The Private Eye, una obra maestra

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

En el año 2013, el gran escritor Brian K. Vaughan (Y: El último hombre, Ex Machina, Saga) y el dibujante Marcos Martín (Batgirl: Year One, Breach, Doctor Strange: The Oath, The Amazing Spider-Man) decidieron arriesgarse y publicar un cómic en línea, donde los lectores descargaran cada número y pagaran lo que quisieran por el trabajo (o, en todo caso, no pagaran si así lo decidían), para ello fundaron Panel Syndicate, un sitio en línea sin herramientas de gestión de derechos digitales (DRM) o las medidas de protección tecnológica (TPM), así publicaron su obra de diez números bajo este sistema, al parecer, de acuerdo a los autores, “aunque ganan menos de lo que probablemente ganarían trabajando para Image obtienen más beneficios que en proyectos para Marvel o DC”, tuvo tal éxito que han seguido publicando obras bajo el mismo formato en la misma plataforma.

Si bien este esquema de comercialización no es nuevo, es decir, el webcomic existe desde hace mucho e incluso en otros ámbitos ya se ha hecho, recuerdo, de bote pronto, cuando Radiohead, el grupo de rock más importante del momento, ofreció su álbum In Rainbows para venta en línea y la gente pagaba lo que quisiera por él, esto fue en el 2007, creando, en su momento, una buena conversación respecto al papel de los distribuidores, los grandes sellos discográficos, en la comercialización del trabajo final y las ganancias inequitativas que se llevan en el proceso, dejando al artista en desventaja en el tema de los ingresos.

En Diciembre del 2015, la serie fue publicada impresa, en pasta dura, bajo el sello Image en formato “widescreen” (pantalla ancha) igual que su versión digital, para respetar la visión de los autores y de ahí se han publicado versiones en varios idiomas en formato impreso.

La obra tiene un estilo de ciencia ficción Noir, en un futuro cercano, en el año de 2076, el mundo como lo conocemos ha cambiado, previamente “La Nube” el sitio virtual donde se almacenan los datos tecnológicos “explotó” y TODA la información se filtró y fue visible para todos, así, dejaron de existir los secretos, toda la información se hizo pública y mucha gente perdió su trabajo, los matrimonios se disolvieron, se robó información privilegiada y la sociedad tuvo que cambiar, se dejó atrás el internet y la tecnología de almacenamiento, ahora la policía fue sustituida por el cuarto poder, la prensa y la gente valora, por encima de todo, la privacidad, se utilizan máscaras y disfraces para tener una identidad secreta.

Aquí, los paparazzis son los detectives privados que se encargan de develar los secretos de la gente y el protagonista de nuestra historia es uno de ellos, bajo el seudónimo de Patrick Immelman se ve involucrado en la vida de una femme fatale, al mas estilo de las historias de detectives, su contratante es asesinada y ahora, junto con la hermosa hermana de la occisa deben investigar quien fue el asesino y por qué lo hizo.

Este es uno de los mejores trabajo de Brian K. Vaughan y eso ya es decir mucho de uno de los mejores escritores de la actualidad, al ser una serie limitada no encuentras relleno, es emocionante e intrigante, tienes acción, misterio y ciencia ficción, no se puede pedir mucho más, es una historia bien estructurada, puedes estar es desacuerdo con la premisa básica que estructura toda la obra, la ausencia de internet y el retroceso tecnológico que ello representa, pero el autor lo fundamenta bastante bien e incluso pone a un par de sus personajes, una joven menor de edad y un anciano que recuerda “los viejos días” a discutir acerca de ambas épocas y sus implicaciones sociales, el lector encontrará similitudes con el estilo de trabajos como Blade Runner, pero presentando el futuro más amigable, no termino de decidir si es un futuro distópico o un futuro prometedor, sin duda está abierto a la interpretación.

Marcos Martín hace un trabajo fenomenal, tengo que decir que no soy un fanático de su estilo “cartoon”, figuras estilizadas y de trazo limpio, pocas líneas, pero precisas, sin embargo, este trabajo es fabuloso, sus diseños de personajes de verdad sorprenden, cada imagen, cada persona, cada máscara y cada disfraz te impactan en su diseño, los vehículos, los disfraces, la arquitectura, el paisaje urbano, todo es asombroso y es perfectamente coloreado por Muntsa Vicente (Private eye, Barrier), su paleta es sumamente brillante, no teme alternar colores oscuros y colores pastel en el mismo panel, el resultado (y más en su edición impresa) es un álbum hermoso, vale cada centavo que pagas, no por nada esta obra ganó el Premio Eisner al mejor cómic digital en 2015.

De los mejores comics que he leído recientemente, sin duda.

¿Tú ya la leíste? ¿Te gustó? Coméntanos.

Calificación 10/10

Síguenos en nuestras redes:

Página de Facebook:C506
Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek
Twitter: C506 Latinoamérica
Instagram: C506 Latinoamérica
También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito a leer:

(C506) Reseñas atrasadas, Hinterkind un comic de fantasía post apolíptica

Ayudanos a continuar generando contenidos buenos y originales, compartiendo nuestro trabajo

Deja un comentario