Películas que rozaron la perfección: Whiplash

Nació en mi un ímpetu de querer empezar una serie de notas para recomendar películas que, a mi juicio, han rozado la magnificencia, que se han consagrado en lo mas alto, tuvieron muy poco auge y necesitan ser nombradas o simplemente ser lo suficientemente buenas para estar en el spotlight. Para hablar primero, quisiera empezar con Whiplash.

¿Quién no ha visto Whiplash? Regresamos al 2014, un éxito en critica y en taquilla que te envuelve en su aura de inicio a fin. Seguimos la trayectoria de Andrew Newman, un baterista de jazz que su sueño es el brillar en este ámbito, esto impulsado por el fracaso de su padre en obras literarias. Al unirse al conservatorio de música de la Costa Este, su mundo se dará un vuelco y se dará cuenta de la realidad de muchos músicos que actualmente luchan por consagrarse en la música.

Aquí nos encontramos con unas de las mejores actuaciones de lo que va del siglo 21, en serio. La película la protagoniza Miles Teller, que en ese entonces no era tan conocido como lo es actualmente, pero le da cuerpo y alma a la historia, donde lo veremos sufrir y poner al limite su cuerpo, con tal de triunfar. Pero si eso no es suficiente, tenemos la trepidante actuación de J. K. Simmons, que a mi gusto y percepción, debe de ser nombrada como su mejor papel en el cine. Llega a ser tan abrumadora la figura de este actor en escena que llega a eclipsar al mismo protagonista, sube la tensión en momentos de calma y sabes que cuando él está en pantalla, nada puede estar tranquilo.

El score de la película es sencillamente exquisito. La interpretación de musica Jazz durante todo el film es excepcional, tanto que atrapará y atraerá a este mundo a la gente que no la consume. Aunado con una dirección a cargo de Damien Chazelle, trata con una sutileza las tomas, enfocándonos lo que realmente queremos ver. Retrata muy bien el sufrimiento y el agobio de músicos puestos al limite, con planos a manos ensangrentadas, tarolas manchadas, platillos empapados y el riguroso entrenamiento o practica de música hecha por el profesor Terence Fletcher.

El final de la película es un trepidante festín de emociones, no sabes si sentir presión, angustia, felicidad o sabe que demonios pensar. Remata en la nota mas alta y nos dejan con un gran sabor de boca, siendo un caso de el estafador salió estafado, pero a la inversa. Es sin duda, uno de los grandes films de la década pasada y que se debe de ver de vez en cuando, porque las actuaciones lo son todo.

Una película que como su nombre lo indica, es música y obsesión. Nos encontramos en un drama que las emociones se sentirán como una escalera ascendente, de esas en las que es difícil de subir, con un soundtrack maravilloso y que apela a todo el espectro de sensaciones humanas, para adentrarnos en la piel de alguien que lucha por su sueño, es masacrado internamente pero que no se rendirá hasta conseguir su objetivo.

El inicio de esta nueva serie de artículos o notas hechas totalmente de mi autoría, es a base de mis gustos y de las películas que he visto. El gusto es subjetivo y pudieras estar de acuerdo o no con la nota, pero eso es lo que nos caracteriza como personas que nos alimentamos del cine: las opiniones.

Agradecimiento especial a mi tío Ernesto, ya que hace un par de meses tuvimos una platica en donde salió qué películas le podía recomendar, eso me inspiró a crear esta serie de notas para poder expresar, para mi, cuales son aquellas que me han marcado y sobre todo, poder compartirlas y recomendarlas.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Página de Facebook: C506

Grupo de Facebook: C506-Comunidad Geek

Twitter: C506 Latinoamérica

Instagram: C506 Latinoamérica

También puedes seguirnos en nuestro Canal de YouTube.

Te invito a leer:

Reseña de El Perro Samurai: La Leyenda de Kakamucho

#C506
Pin Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.